Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pulled pork, un clásido de la cocina norteamericana

Logotipo de Bonviveur Bonviveur 12/10/2017
Sándwich de pulled pork © Bon Viveur Sándwich de pulled pork

Para disfrutar de un buen pulled pork nos hace falta un ingrediente principal: tiempo. La preparación de este cerdo desmigado requiere un buen rato de cocción a fuego lento para lograr que la carne se vuelva lo suficientemente tierna como para poder desgarrarla sin apenas esfuerzo. Es uno de los platos más preparados en los Estados Unidos, donde se ha convertido en motivo de orgullo local.

Lo primero que necesitamos es una buena pieza de cerdo, ya que a medida que avance la cocción reducirá su tamaño. La pieza tiene que ser magra, pero no demasiado seca, evitando los cortes con huesos. Una vez la tenemos lista, lo mejor es utilizar un horno casero o una cazuela de cocina lenta (slow cooker) donde mantener una temperatura constante, alrededor de 120 grados, durante varias horas. Un truco popular es remojar el cerdo en salmuera antes de meterlo al horno para aumentar la cantidad de jugo extra en la cocción.

La carne se sazona bien con sal y pimienta, y podemos añadir otras hierbas al gusto. Para los más expertos, lo ideal es disponer de un ahumador donde cocinar el cerdo, ya que el sabor que aportan las virutas de madera le da un toque único. En ese caso habrá que estar un poco más atento a la preparación del plato.

Bocadillo de pulled pork con barbacoa © Bon Viveur Bocadillo de pulled pork con barbacoa

Una vez la carne del cerdo se puede separar sin problemas con un tenedor -o con los dedos- ya tenemos nuestro pulled pork listo para servir. Es muy normal servirlo con salsa barbacoa o una vinagreta y es una receta imprescindible para los grandes festines de carne asada típicos del sureste estadounidense.

Pero para disfrutar de un buen pulled pork hay otras opciones, siendo muy popular el sándwich, con un poco de salsa y acompañado de ensalada de col, que es un plato habitual en todo road dinner que se precie. En caso de que nos pille muy lejos la Ruta 66, siempre podremos hacer un bocadillo de lo más normal relleno de esta deliciosa receta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bonviveur

image beaconimage beaconimage beacon