Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tarta de pera y chocolate

Logotipo de El Comidista El Comidista 08/10/2019 Clara Pérez Villalón
Tan sencilla como pintona © CLARA PÉREZ VILLALÓN Tan sencilla como pintona

En Italia hacen unas tartas muy de andar por casa que todas las madres llaman crostata, con masa quebrada como base que rellenan de alguna mermelada o confitura. Pero de lo tradicional se han ido haciendo versiones y los rellenos han evolucionado hasta aceptar cosas dentro como la nocilla, la crema pastelera, la ricotta o las cremas de chocolate… incluso se ha perdido el enrejado que solía cubrirlas. Así que a esta tarta de pera y chocolate no la podemos llamar crostata porque no lo es, pero se asemeja a esos dulces tan populares y tan extendidos, y también a cualquier pastel francés con una masa sablé o quebrada de base, siempre con mantequilla a tropel en su interior.

Así que tenemos una tarta con masa quebrada en la base, horneada, y con una combinación muy italiana como es el chocolate con pera, que en el país de la bota se encuentra tanto en tartas como en bizcochos o incluso helados, aunque lo más popular es encontrarla en versión bizcochera.

Pero mezclando la base de la crostata con la otra combinación hemos logrado una tarta muy fácil, sobretodo si se compra la masa quebrada ya preparada (aunque preparar esta masa no tiene más complicación que la de tener un poco de fuerza en los brazos para trabajar el rodillo, y la diferencia es sideral). Dentro únicamente irá una ganache de chocolate que, si no queréis que sea tan densa, podéis aligerar con un poco de mantequilla o incluso añadirle un poco de nata montada para otorgarle más textura de mousse.

Dificultad

De jardín de infancia de tartas. Chupado.

Ingredientes

Para 1 tarta como para 8 personas

  • 1 placa de masa quebrada comprada (unos 250 g)
  • 300 g de chocolate negro de cobertura
  • 250 g de nata para montar
  • 1 cucharadita de ron (opcional)
  • Un poco de pimienta negra
  • ¼ de cucharadita de jengibre en polvo
  • ½ cucharadita de sal
  • 8 peras pequeñas
  • 50 g de mantequilla
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharada de azúcar blanquilla
  • Azúcar glas y cacao en polvo para decorar

Preparación

  1. Precalentar el horno a 180ºC. Extender la masa quebrada y con el rodillo alargarla un poco más.
  2. Cubrir el fondo de un molde bajo tipo quiche o tarta salada con la masa quebrada, dejando el papel parafinado con el que vienen, y pegar todo bien a los bordes, eliminando el exceso de masa si lo hubiera. Pinchar la masa con un tenedor por todas partes, tapar con otro papel de horno y poner peso encima (lentejas, garbanzos, cereales…). Llevar al horno durante 10 minutos.
  3. Quitar el peso y hornear hasta que esté dorada, unos 5-10 minutos más (dependiendo del horno).
  4. Mientras tanto hacer la ganache de chocolate. Calentar la nata hasta justo antes de hervir y verterla encima del chocolate. Dejar reposar un minuto.
  5. Con la ayuda de las varillas ir mezclando la nata con el chocolate hasta que todo se emulsione y se mezcle, consiguiendo una crema brillante y untuosa. Por último, añadir la mantequilla, el ron (opcional), la pimienta negra, el jengibre en polvo y la sal. Mezclar bien hasta que esté todo integrado. Si se quiere más esponjosa, se podría añadir en este punto 100 g de nata montada con 25 g de azúcar glas, mezclándolo todo con una lengua y movimientos envolventes.
  6. Cuando la masa ya esté lista, sacarla del horno y dejar enfriar completamente antes de desmoldar. Una vez esté fría, cubrir con la ganache y llevar a la nevera hasta que enfríe bien.
  7. Pelar las peras y cortarlas en láminas de unos 5 milímetros. Calentar la mantequilla en una sartén y añadir el azúcar. Cuando esté todo bien derretido, ir poniendo los trozos de pera hasta que se caramelicen por los dos lados, siempre con el fuego medio para que la mantequilla no se queme. Reservar los trozos de pera y dejar enfriar.
  8. Montar la tarta colocando la pera encima de la ganache -de la forma que se quiera-, espolvorearla con azúcar glas y cacao y servir.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Comidista

image beaconimage beaconimage beacon