Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tomates deshidratados, fáciles de preparar y llenos de sabor

Logotipo de Bonviveur Bonviveur hace 6 días
Tomates secos deshidratados © Bon Viveur Tomates secos deshidratados

Es imposible saber en qué momento se comenzaron a secar los tomates maduros. Quizá fue una coincidencia, al ver cómo unos cuantos tomates sobrantes, dejados por descuido al sol, no se estropeaban, sino que se transformaban, arrugándose hasta reducir su tamaño, pero, al mismo tiempo, intensificando su sabor.

Lo que sí podemos decir es que, desde su introducción en Europa, los tomates deshidratados se convirtieron en una tradición gastronómica en gran parte de la costa mediterránea, sobre todo en España e Italia. De hecho, en la zona de Puglia se sigue con los viejos usos y es, todavía hoy, muy común encontrar ristras de tomates en los tejados, secándose lentamente al sol.

Si quieres prepararlos en casa, no tienen demasiada complicación. Lo principal es escoger unos tomates no demasiado grandes. Se abren por la mitad, se limpian bien y se dejan una semana al sol sobre una rejilla -o similar-, cuidando de que no cojan humedad al llegar la noche. Ahí los puedes tapar o bien meterlos en casa. Cuando ya estén bien arrugados, lo mejor es meterlos en aceite y esperar unas dos semanas más antes de consumirlos. Se le puede añadir guindilla, ajo o hierbas aromáticas al aceite para darle un toque especial.

Una vez tenemos nuestros tomates secos, es hora de usarlos. Son muy versátiles, y se pueden servir directamente en una buena ensalada o cortados a trozos para dar más fuerza a un plato de pasta. Si los pasas un momento por la sartén son una guarnición excelente para todo tipo de carnes y pescados. Además, se pueden añadir sin problemas a guisos de carne para aligerar un poco el sabor.

Los tomates deshidratados también pueden consumirse como un aperitivo sencillo, acompañados, por ejemplo, de queso de cabra o mozzarella, y unas aceitunas. Sin duda, puro sabor mediterráneo al alcance de cualquiera.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bonviveur

image beaconimage beaconimage beacon