Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tres super nutrientes que retrasan el envejecimiento

Logotipo de mujerhoy.com mujerhoy.com 13/04/2016
Ricos en selenio, un mineral que ayuda a proteger la piel contra los daños del medio ambiente y promueve su elasticidad y su salud general. Laura Bilbao. © MujerHoy Ricos en selenio, un mineral que ayuda a proteger la piel contra los daños del medio ambiente y promueve su elasticidad y su salud general. Laura Bilbao.

Recientemente se ha confirmado a través de varios estudios que solo son necesarios tener tres nutrientes de forma regular en nuestro cuerpo para que se encargue por sí mismo de protegerse del paso del tiempo. Estos son los tres jinetes del Apocalipsis:

1. Fibra para la regularidad. Una dieta rica en fibra estimula los movimientos intestinales y ayuda a eliminar desechos y toxinas, esto se refleja en la piel, el estado de ánimo, el peso y la energía. Conviene consumir fibra a cualquier edad pero las mujeres que están cerca de la menopausia deben incluirlo de modo definitivo en su dieta. Para que no falte la fibra, se debe comer siempre pan, pasta, arroz y cereales en su versión integral (con al menos 3 gramos de fibra por ración), tomar legumbres dos veces por semana y consumir un mínimo de cinco raciones de frutas y verduras al día.

2. Omega-3 para el cerebro. Si empiezas a notar que pierdes memoria, pon ácidos omega-3 de cadena larga (presente en pescados, mariscos y algas) en tu dieta. Los niveles bajos de ese nutriente se asocian con un mayor riesgo demencia, deterioro intelectual y depresión. Tomar pescado azul dos veces por semana (salmón salvaje, sardinas, boquerones, caballa…) te aseguran las dosis de omega-3 de que el cuerpo necesita.

3. Vitamina B12 para la energía. La capacidad para absorber la vitamina B12 se va reduciendo con los años y las consecuencias de este hecho se traduce en un bajo tono vital. La vitamina B12 está presente solo en alimentos de origen animal (carnes, pescados, lácteos, huevos) y es muy útil para regular el metabolismo y esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso y el cerebro. Los lácteos desnatados, las carnes magras, los pescados y los huevos son buenas fuentes de B12. Los vegetarianos o veganos pueden recurrir a los cereales enriquecidos o tomar suplementos de vitamina B12.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mujer Hoy

image beaconimage beaconimage beacon