Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Agitar, revolver, batir o hacer capas? Cómo mezclar tu cóctel favorito

16/06/2014
© bbq - Getty Images

"Agitado, no revuelto" no es solo un cliché de los barman, es un diferenciador importante del gusto y la técnica. También deja afuera a un par de otras opciones importantes para mezclar un cóctel. Dependiendo de los ingredientes, y del resultado que se quiera obtener, también puedes hacer capas o batir los ingredientes.

Cuando se trata de agitar o revolver, la textura es lo más importante. Si se agitan juntos los ingredientes, estos se emulsionarán, o se favorecerá la dispersión de los ingredientes que no se disuelven juntos fácilmente, y podría producirse una sustancia espumosa sobre la bebida. Al revolver, se añade un cambio de temperatura y dilución sin alterar la textura.

Dicho de otra forma: al agitar se produce un cóctel turbio y al revolver, un cóctel claro. Una regla de oro es agitar los ingredientes turbios, como la nata, los cítricos o el huevo, y revolver las mezclas, como bebidas alcohólicas, vermut y amargos.

Pero, el Martini, por ejemplo, suele pedirse de ambas formas. Aquí es donde interviene el factor del gusto. Si se agita con fuerza la ginebra, la bebida puede resultar turbia y algo amarga. Si se revuelve la mezcla de ginebra y vermut, queda una mezcla clara. Los puristas optarán por la última opción. Elige la forma que mejor vaya con la estética que desees lograr y con tus papilas gustativas.

Batir y armar capas también son formas populares para unir los ingredientes de un cóctel. El batido de los ingredientes se asocia con el verano: daiquiris, coladas y margaritas helados. Sugerencia: si usas una batidora casera y no industrial, intenta poner el hielo en una bolsa y romperlo primero. La batidora y su motor te lo agradecerán con el tiempo. Concéntrate en los ingredientes frescos. Cuanto menos hielo, mejor. Siempre puedes añadir más, más adelante.

Por lo general, los cócteles en capas se asocian con licores dulces y su apariencia llamativa puede ser una forma divertida de deslumbrar a tus invitados.

Verter bebidas en capas que parecen complicadas es más fácil de lo que parece. Solo necesitas saber la densidad de los diferentes ingredientes y ponerlos en capas en orden, del más pesado al más liviano. Una cuchara puede resultar útil para verter las capas superiores a fin de que se mantengan flotando en la parte superior. Da la vuelta a la cuchara, pon la boca de la botella directamente sobre la cresta de la cuchara invertida, y vierte lentamente. Las capas pueden ser muy efectivas para cualquier bebida, desde chupitos hasta cócteles en vasos de medio litro.

Consejos para preparar cócteles rápidos:

Agitar: Piensa en que debes hacer girar los hielos, no solo moverlos de un extremo a otro. Intenta agitar primero de arriba y abajo, con una onda en el medio. El tiempo óptimo es alrededor de 10 segundos.

Revolver: Mueve tu mezcla alrededor del hielo a lo largo del interior de la copa o del vaso. Ten cuidado de no romper los cubos de hielo para no provocar una dilución no deseada. Evita revolver más de 30 segundos.

Batir: No es recomendable usar ingredientes carbonatados. También te ayudará a mantener todo limpio.

Poner en capas: Sé preciso. Cambiar un ingrediente, o hasta intercambiar marcas, puede alterar la densidad de las capas considerablemente.

En general: Crea los líquidos primero (el hielo en último lugar), y usa medidores para garantizar la medición precisa de los ingredients.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon