Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Domina el tema de las copas

16/06/2014
© Ryan, Andy- the food passionates- Corbis

Un Mai Tai con tonos de atardecer servido en una taza de café probablemente tendrá el mismo sabor que unas vacaciones tropicales. Y un whisky escocés de malta bebido en una copa flauta de champán dejará distribuir bien su sabor ahumado. Pero hasta para los menos experimentados amantes de las libaciones alcohólicas, la idea de beber una bebida de esa forma es totalmente errónea.

© Cameron Whitman - Getty

Esto es así porque la copa o el vaso es importante a la hora de preparar y servir bien los cócteles.

"Se debe pensar que el recipiente para servir es tan importante como lo es la tela para un pintor", dice Tony Abou-Ganim en "El Mixólogo Moderno". "El ser especialmente cuidadosos con la presentación mejorará sin duda la experiencia en general".

La forma del vaso o de la copa puede repercutir en la intensidad con que la fragancia llegará a la nariz, asentando las bases para su degustación. Una copa o un vaso de boca ancha ofrecerá más aroma que una copa o vaso de boca estrecha. Si la copa tiene pie, y no te olvidas de usarlo, así tus manos no calentarán la bebida. Puede marcar la diferencia entre un martini frío y fresco y un desasastroso martini tibio y deslúcido.

Los tipos de copas que un barman necesita tener en casa son tantos como tantos vodkas con sabor hay. Pero si no dispones del presupuesto o del espacio suficiente, una vez que sepas qué copas se usan para qué cócteles, puedes elegirlas según tus bebidas preferidas.

Tipos de copas, lista breve:

Copa de cóctel o vaso de Martini: Esta es la copa clásica de cóctel que tiene una copa distinguida, de forma triangular cuando se ve de perfil. Con su pie lago, es ideal para Martini, Cosmopolitan, Manhattan y otras bebidas frías y coladas que se sirven sin hielo.

Vaso bajo o tradicional: Este vaso bajo y robusto es una elección segura para tus bebidas potentes. Es adecuado para una diversidad de bebidas mezcladas o bebidas alcohólicas puras que se sirven con hielo (236 a 354 ml).

Vaso de tubo: Este es un vaso alto, delgado, que suele tener lados rectos (295 a 354 ml). Se adecua bien a las bebidas carbonatadas, como la soda o el "ginger ale".

Vaso Collins o alto: Este vaso es un poco más alto y delgado que el vaso de tubo y tiene una capacidad un poco mayor (354 a 414 ml). Es el recipiente perfecto para tomar un cóctel en la terraza en una tarde de verano. Piensa en las bebidas Collins (hechos de limonada con gas y ginebra u otras bebidas alcohólicas) o los Mai Tai o Mojitos.

Copa de champán o coupe: Esta copa es ancha, poco profunda y con pie. Los lados son poco o muy redondeados. No las encontrarás en los bares comunes, pero podrían servir para darle un toque de clase a los margaritas o daiquiris.

Copa de champán: La copa estrecha y aflautada que sirve para que los cócteles conserven las burbujas. ¡Salud!

Vaso de chupito: Cuando no te apetece saborear durante largo la bebida, el vaso de chupito es la solución más rápida.

Por supuesto, no hay reglas a la hora de utilizar un vaso u otro si encuentras uno que es el idóneo para tu cóctel. Compra copas y vasos que se adapten a tu personalidad.

"A mí personalmente me gustan las copas antiguas para usar en casa", dice Alexander Day, un mixólogo que está afincado en LA y es copropietario de Proprietors LLC, una empresa hotelera. "Hay mucho por descubrir en las tiendas de segunda mano y en los mercadillos".

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon