Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tarta de mango

Logotipo de Bonviveur Bonviveur 05/08/2022 Marina Corma
Tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Tarta de mango / Marina Corma

Para que nuestra tarta mousse de mango sin horno salga perfecta tendremos en cuenta dos aspectos: el primero, elegir unos mangos bien maduros, ya que así la tarta tendrá un sabor espectacular. Por otro lado, al semi montar la nata, conseguiremos una textura tipo mousse ligera y aireada, de modo que no debemos pasarnos al montar la nata o conseguiremos una mousse demasiado densa y pesada. Para la cobertura, podemos cambiar la mermelada de mango si no la encontramos. Con esta tarta, funciona perfectamente la mermelada de melocotón o la de albaricoque. También podemos jugar un poco más con los sabores, poniendo una mermelada de piña que también le va a las mil maravillas.

Interior de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Interior de la tarta de mango / Marina Corma

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Tiempo de cocinado: 5 minutos
  • Tiempo total: 25 minutos (más el tiempo de reposo en la nevera)
  • Raciones: 8
  • Categoría: postres
  • Tipo de cocina: internacional
  • Calorías por ración (kcal): 470

Ingredientes de la tarta de mango para 8 personas

Para la base:

  • 100 g de galleta triturada
  • 60 g de mantequilla fundida y fría

Para la mousse de mango:

  • 10 g de gelatina en polvo
  • 60 g de agua
  • 350 g de mango troceado
  • 520 g de nata para montar fría (mínimo 35% materia grasa)
  • 80 g de azúcar blanco

Para la cobertura:

  • 2 hojas de gelatina
  • 30 g de agua
  • 200 g de mermelada de mango (en su defecto de melocotón o albaricoque)
Ingredientes de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Ingredientes de la tarta de mango / Marina Corma

Utensilios necesarios

  • Molde desmontable de 18 cm de diámetro

Cómo hacer tarta de mango

Para preparar la base de la tarta, mezclamos 100 gramos de galleta triturada con 60 gramos de mantequilla fundida y fría hasta que ambos ingredientes estén bien mezclados.

Mezclamos la galleta y la mantequilla para la base de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Mezclamos la galleta y la mantequilla para la base de la tarta de mango / Marina Corma

Engrasamos con un poco de mantequilla un molde desmontable de 18 cm y forramos la base con papel vegetal. Ponemos la mezcla de galleta y presionamos ligeramente hasta alisar. Reservamos en la nevera.

Ponemos la galleta en la base del molde de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Ponemos la galleta en la base del molde de la tarta de mango / Marina Corma

Para la mousse de mango, mezclamos 10 gramos de gelatina en polvo con 60 gramos de agua. Dejamos hidratar al menos 5 minutos.

Hidratamos la gelatina para la mousse de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Hidratamos la gelatina para la mousse de la tarta de mango / Marina Corma

Ponemos en el vaso de la batidora o en un bol 350 gramos de mango troceado con 200 gramos de nata para montar. Reservamos el resto de la nata para más adelante. Trituramos hasta tener una crema bien fina y sin trozos de mango.

Trituramos el mango y la nata de la mousse de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Trituramos el mango y la nata de la mousse de la tarta de mango / Marina Corma

Calentamos la gelatina que teníamos hidratando justo hasta que se derrita. Vertemos la gelatina en la mezcla de mango y trituramos unos segundos hasta que se integre en la mezcla.

Añadimos la gelatina de la mousse de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Añadimos la gelatina de la mousse de la tarta de mango / Marina Corma

Semi montamos los 320 gramos de nata para montar restantes con 80 gramos de azúcar blanco. Cuando la nata comience a coger cuerpo, ya la tendremos lista.

Semi montamos la nata para la mousse de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Semi montamos la nata para la mousse de la tarta de mango / Marina Corma

Vertemos la mezcla de mango sobre la nata semi montada e integramos con movimientos envolventes.

Integramos la nata con movimientos envolventes para la mousse de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Integramos la nata con movimientos envolventes para la mousse de la tarta de mango / Marina Corma

Cuando tengamos una mezcla homogénea, vertemos la mezcla en el molde que teníamos reservado en la nevera. Alisamos la superficie y llevamos al congelador durante 20 minutos para que cuaje ligeramente la superficie.

Interior de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Interior de la tarta de mango / Marina Corma

Para la cobertura de la tarta, hidratamos 2 hojas de gelatina en agua fría durante 5 minutos.

Hidratamos la gelatina de la cobertura de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Hidratamos la gelatina de la cobertura de la tarta de mango / Marina Corma

Calentamos 30 gramos de agua. Escurrimos bien las 2 hojas de gelatina y las disolvemos en el agua caliente.

Mezclamos la gelatina con agua caliente para la cobertura de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Mezclamos la gelatina con agua caliente para la cobertura de la tarta de mango / Marina Corma

Vertemos la gelatina en 200 gramos de mermelada de mango y mezclamos bien.

Mezclamos la gelatina con la mermelada de la cobertura de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Mezclamos la gelatina con la mermelada de la cobertura de la tarta de mango / Marina Corma

Sacamos la tarta del congelador y ponemos la mermelada de mango sobre la superficie de la tarta, que ya habrá cuajado un poco.

Vertemos la mermelada sobre la mousse de la tarta de mango / Marina Corma © Marina Corma Vertemos la mermelada sobre la mousse de la tarta de mango / Marina Corma

Llevamos la tarta a la nevera un mínimo de 6 horas para que cuaje por completo, aunque es recomendable dejarla de un día para otro para que se asiente perfectamente. Desmoldamos y, ¡a comer!

Tarta de mango en el plato / Marina Corma © Marina Corma Tarta de mango en el plato / Marina Corma

Resumen fácil de preparación

  • Para la base, mezclamos la galleta con la mantequilla
  • Engrasamos y forramos la base del molde, vertemos la mezcla de galleta, alisamos y reservamos en la nevera
  • Para la mousse, hidratamos la gelatina con el agua
  • Trituramos el mango con parte de la nata
  • Disolvemos la gelatina y la ponemos en la mezcla de mango
  • Semi montamos el resto de la nata con el azúcar
  • Integramos la nata y el mango con movimientos envolventes
  • Ponemos la mezcla en el molde y llevamos al congelador 20 minutos
  • Para la cobertura, hidratamos las hojas de gelatina
  • Calentamos el agua y disolvemos la gelatina
  • Mezclamos la gelatina y la mermelada de mango
  • Ponemos la mermelada sobre la mousse de mango y alisamos
  • Llevamos a la nevera hasta el día siguiente. Desmoldamos, ¡y a disfrutar!
  • Gestión anuncios
    Gestión anuncios

    Más de Bonviveur

    image beaconimage beaconimage beacon