Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Top Stories Salud ES

¿A qué yoga me apunto?

Logotipo de Women's Health Women's Health 13/09/2017 Patricia Cantalejo

Vinyasa, Bikram, Kundalin, AcroYoga… La oferta te puede volver loca, pero ¿qué diferencias hay? ¿Por qué te apuntas a yoga? ¿Relajarte, ganar flexibilidad, tonificar, mejorar tu postura corporal, adelgazar…? Cualquier objetivo es bueno, cualquier rama del yoga es perfecta, tan sólo hay que lograr descubrir cuál es la tuya.

Te ayudamos, pero ten en cuenta que puedes mezclarlas e incluso cambiar las distintas posturas de una disciplina y otra. Empezamos: 

Hatha yoga. Quizás es el más famoso, ya que es el que más se practica en los gimnasios. El Hatha trabaja las diferentes posturas o asanas con las que ganas fuerza muscular y flexibilidad, pero también se hace mucho hincapié en coordinar la respiración y controlar todo el cuerpo.

Si eres principiante, te gustará, porque es suave y las posturas se mantienen el tiempo suficiente para que puedas “coger el truquillo”.

Te lo recomendamos si: quieres mejorar tu postura corporal o recuperarte de alguna lesión.

Iyengar Yoga. Es una variante del anterior, del Hatha yoga. Fue creado por el maestro indio B.K.S Iyengar. Su objetivo era buscar la alineación del cuerpo en cada postura. O sea que prepárate para que tu profe de yoga esté constantemente corrigiéndote y guiándote. Utilizarás material complementario como cuerdas o bloques.

Te lo recomendamos si: eres principiante.

Ashatanga Yoga. Es el yoga más exigente físicamente, porque hay muchas secuencias dinámicas (vinyasas) que se practican de memoria. Es como una meditación en movimiento. Al Ashatanga yoga se le denomina el “yoga de los ocho miembros”.

Te lo recomendamos: para época de estrés, te ayudará a autocontrolarte.

Vinyasa Yoga. Su nombre viene de “vinyasa” que podemos traducir como secuencias dinámicas. Se basa en la respiración y el movimiento, ya que cada asana va sincronizada con las exhalaciones. El power, el prana flow, el rocket, el dharma o el baptiste son variantes de este tipo de yoga.

© Motorpress Rodale

Te lo recomendamos: para mejorar tu salud física y mental. Ambas tienen que ir juntas, no lo olvides.

Kundalini Yoga. Por si no lo sabías Kundalini es una serpiente, que representa la energía vital que cada uno tiene en su interior. Este tipo de yoga quiere despertar tu circuito de energía activando los 7 chacras que todos poseemos. Avisado quedas: utiliza el canto de matras y sonidos sagrados de meditación mientras combinas asanas, respiración y relajación.

Te lo recomendamos: si necesitas una pausa de verdad en tu día a día.

Te hemos explicado las variantes más frecuentes, pero la lista continúa… Bikram Yoga, Jivamukti Yoga, Anusara Yoga, yoga restaurativo, yin yoga, yoga nidra… Si quieres saber sus diferencias, no te pierdas el blog de Xuan-Lan. Cada semana encontrarás un post distinto sobre esta disciplina milenaria.

Más en MSN:

Cómo evitar que la vuelta al gimnasio sea un drama

El método de Malena Costa para recuperar su vientre plano

Tripa plana con estas posturas de yoga en casa (Fuente: Telva)

Volver a reproducir vídeo
SIGUIENTE
1
Cancelar
SIGUIENTE
SIGUIENTE

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Women's Health

image beaconimage beaconimage beacon