Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

4 ejercicios para mejorar tu rendimiento

Logotipo de Runner's World Runner's World 22/08/2017 runners.es

Levanta pesas y dale "caña" a la esterilla de yoga para mantener a raya a las lesiones. Aumentar la fuerza y la flexibilidad es importante, pero hay otra pieza del rompecabezas en la prevención de lesiones que también es necesaria: la movilidad. “La movilidad se refiere a la amplitud de movimiento de las articulaciones y la forma como mueve su cuerpo naturalmente”, dice Mike Boyle, del centro Mike Boyle Strength and Conditioning de Woburn, en Massachusetts. Es diferente a la flexibilidad –los términos a menudo se utilizan incorrectamente como sinónimos, y debido a esta confusión, muchos corredores carecen de una correcta movilidad–. “Cuando corres, nunca extiendes por completo las caderas o los tobillos para que tus articulaciones realicen un completo rango de movimiento, por lo que el running puede empeorar tu movilidad”, indica Boyle. “Si no contrarrestas esto, puedes desarrollar ciertas restricciones de movilidad que te conducirán a lesiones y disminuirán tu rendimiento”. En primer lugar, realiza cada una de las siguientes pruebas para determinar tu rango de movimiento. Después, haz los ejercicios y vuelve a realizar las pruebas para ver si has mejorado.

TOBILLO

PRUEBA  

Ampliar tu rango de movimiento te ayudará a evitar lesiones. © Motorpress Rodale Ampliar tu rango de movimiento te ayudará a evitar lesiones.

Colócate de pie frente a una pared, con la pierna izquierda a unos centímetros del muro y la derecha detrás. Conduce tu rodilla izquierda hacia la pared. Si tu talón derecho se despega del suelo, al tobillo le falta movilidad. Prueba con ambos lados.

EJERCICIO

En la misma posición, conduce tu rodilla izquierda hacia la pared. A continuación, muévela  hacia el exterior. Después, repite llevando el peso hacia el dedo gordo de tu pie adelantado. Haz cinco repeticiones con ambas piernas. 

CADERA

PRUEBA

Tumbado en el suelo, lleva tu rodilla derecha al pecho mientras mantienes la izquierda recta y posada en el suelo. Deja que tu pierna izquierda se incline, no la fuerces. Si tu rodilla se flexiona o tu pie izquierdo se abre hacia el exterior, tienes un problema de movilidad en tu cadera.

EJERCICIO

Desde una posición de flexión de brazos, lleva tu pierna derecha hacia el exterior de tu brazo derecho. Mientras, intenta llevar el codo derecho hacia el suelo. Haz cinco repeticiones en cada lado. 

LA RODILLA

PRUEBA

Tumbado boca abajo en el suelo, coloca una cuerda elástica alrededor de la bola del pie derecho y tira de ella hasta que te toques el glúteo con el talón. ¿No puedes? Entonces tu cuádriceps tiene menos movilidad de la que debería. Prueba con ambos lados.

EJERCICIO

Sitúate de espaldas a la pared apoyado sobre las manos y las rodillas. Ahora, apóyate sobre la pierna derecha a 90 grados y sube la izquierda pegándola en la pared. Mantén durante 20 segundos, luego cambia de pierna y repite el proceso.

Más en MSN:

¿Deberías cambiar tu rutina de ejercicio durante la regla?

Se acabó en sedentarismo en el trabajo: apúntate al work fit

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Runner's World

image beaconimage beaconimage beacon