Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Top Stories Salud ES

¿Es el omega 6 bueno para nosotros o malo? La verdad detrás del nutriente

Logotipo de Alimente Alimente 25/04/2019
Foto: iStock. © Externa Foto: iStock.

Es inevitable que, como consumidores, demos ciertas cosas por hecho. Sabemos que algo llamado ácidos grasos omega (3, 6...) existe. Sabemos, o intuimos al menos, que son buenos para nuestra salud. De eso se han encargado multitud de campañas publicitarias. También somos conscientes de que el aceite de oliva, considerado por muchos el alimento más saludable del planeta, contiene ácidos grasos de la serie omega. Pero la realidad es que, como consumidores, no sabemos qué son. Se trata de biomoléculas de lípidos (largas cadenas de átomos de carbono con un grupo carboxilo al final) que cumplen funciones biológicas en nuestro organismo. Se han descrito una gran cantidad de tareas biológicas que llevan a cabo los 'ácidos grasos esenciales' que no pueden ser sintetizados por el organismo pero son necesarios para su correcto funcionamiento. El problema viene dado porque los ácidos grasos omega 6, que todos considerábamos sanos hasta este momento, siempre han estado rodeados por un 'halo insalubre' pues se los relaciona con los procesos inflamatorios.

Todo se debe a que el ácido graso omega 6 más común, el ácido linoleico, es capaz de dar origen al ácido araquidónico, un potente inflamatorio. A su vez, los procesos inflamatorios se relacionan con multitud de enfermedades. Ahora, dos metaestudios independientes, el primero publicado en la revista 'Circulation' y el segundo en 'The Lancet', han obsevado los efectos del omega 6 en 69.000 y 40.000 personas respectivamente.

Los investigadores se centraron en observar la relación de esta 'temida' molécula con las enfermedades cardiovasculares. En el primer trabajo científico se ha descrito que las personas que más ácido linoleico consumían tenían un 7% menos de probabilidades de desarrollar cualquier tipo de enfermedad cardiovascular y, además, era un 22% menos probable que muriesen debido a estas afecciones.

En el segundo estudio se describían resultados similares. En esta ocasión, los investigadores decidieron centrarse en la probabilidad que tenían los sujetos de estudio de desarrollar diabetes. De las 40.000 personas estudiadas, se describieron 4.347 nuevos casos de esta enfermedad. Los pacientes que presentaban mayores niveles de ácido linoleico en sangre tenían un 35% menos de probabilidades de desarrollar diabetes que aquellos que tenían menores niveles de este ácido graso.

Uno de los autores del primer estudio, el doctor Bill Harris, explica que "los beneficios o peligros que representan los ácidos grasos omega 6 es todavía un tema controvertido: "Estos dos estudios muestran que consumir más ácido linoleico disminuye el riesgo de diabetes y enfermedad cardiovascular. Esto significa que el omega 6 es bueno para nosotros, no malo".

Foto: iStock. © Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. Foto: iStock.

Todo se debe a la razón que comentábamos antes, que el ácido linoleico puede producir ácido araquidónico, un inflamatorio. Pero el investigador Bill Harris (junto con otros expertos) cree que esta es una visión muy simple de la imagen global por estas tres razones:

Una ínfima cantidad de ácido linoleico es convertida a araquidónico.El ácido araquidónico produce moléculas inflamatorias, sí, pero también antiinflamatorias.

El propio ácido linoleico es capaz de producir moléculas antiinflamatorias.

En 10 años la opinión pública y científica sobre el omega 6 ha variado mucho. Por ejemplo, en 2009 el doctor Harris llevó a cabo las recomendaciones científicas de la American Heart Association en las que se decía que "reducir el consumo de omega 6 en la dieta es más probable que aumente el riesgo de enfermar que reducirlo". Ha tenido que pasar una década para tener las primeras pruebas estadísticas de que esta afirmación era cierta.

Qué alimentos contienen omega 6

Dado que el 99% de este tipo de ácido graso que ingerimos es ácido linoleico, es normal que el alimento que más lo contenga sea aquel que le da el nombre: las semillas de lino. De todos modos, no es el único:

Pipas de girasol. 34 gramos por cada 100 de producto.

Huevos: 3,5 gramos por cada 100.

Semillas de sésamo. 20 gramos por cada 100.

Tofu: 10 gramos por cada 100.

Nueces: 10,8 gramos por cada 100.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Alimente

image beaconimage beaconimage beacon