Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Con la dieta pescetariana y esta rutina de gym logré perder más de 40 kilos

Logotipo de Women's Health Women's Health 23/06/2022 Christina Spencer, as told to Emily Shiffer
© Christina Spencer

Crecí con problemas de peso. Fui diagnosticada con obesidad la mayor parte de mi infancia. La constancia siempre fue, para mí, la mayor barrera cuando intentaba perder peso. He probado muchas dietas pero, en cuanto fallaba, me daba por vencida por completo.

Mi peso también afectó a mi salud en general. Iba constantemente a urgencias; tenía fuertes dolores de estómago porque mi organismo no digería bien la comida. A los 27 años, llegué a pesar unos 113 kilos.

¿Mi punto de inflexión? El dolor en las extremidades

Los expertos, tras ver todos mis síntomas, comenzaron a debatir si yo podía tener lupus. Me enviaron a un especialista que confirmó que no tenía, simplemente que mis articulaciones estaban soportando demasiado peso. Fue un antes y un después. Si no perdía ese peso, mis extremidades iban a ir empeorando hasta un punto casi de no retorno.

Comencé a incorporar nuevos hábitos

Tras muchos debates, decidí optar por la dieta pescetariana. Según leí en su inicio, la carne puede ser más difícil de digerir y pensé que, tal vez, así podría acabar con los problemas estomacales incluídos el dolor y la hinchazón. Asimismo, leí que también me podía ayudar mentalmente. Asi que: eliminé la carne por completo. No obstante, todos los cuerpos son diferentes y esta fue mi experiencia. A lo mejor, tú no tienes ese resultado.

Elegí mi forma de comer; es lo que funciona mejor para mí y finalmente me ayudó a comenzar a perder peso . Al comer según esta dieta, tengo el control de la forma en que como. Me da unas pautas, pero también está bien si me caigo porque yo hago las reglas.

Esto es lo que como en un día

    • Desayuno. Café con nata y miel
    • Almuerzo. Fruta o puré de manzana, yogur y sopa.
    • Snacks. Chips de verduras, preferiblemente garbanzos
    • Cena.Una ensalada
    • Postre. Helado Halo Top

Incorporé el cardio a mis nuevos hábitos

Recientemente comencé a hacer ejercicio en el gimnasio y mi objetivo es ir tres veces por semana. También haré ejercicios en casa, incluidas sentadillas con pesas rusas y ejercicios de brazos con una banda de resistencia.

Tres cambios han hecho que mi pérdida de peso sea un éxito

  1. Eliminé la palabra “dieta” de mi vocabulario. Veo mi nueva forma de comer como un cambio de estilo de vida. Así que si me caigo, no me desanimo. Simplemente vuelvo al camino.
  2. Abracé el trabajo individual. En el pasado, esperaba a que otros se unieran a mí antes de comenzar. Ahora, hago todo sola, así que la única persona de la que tengo que depender soy yo.
  3. Encontré mis "enemigos" en la comida. Descubrí que el pan es mi enemigo. Lo dejé por completo. Solo lo ingieró dos veces al mes con una tortilla. Ya no tengo problemas estomacales como antes y tampoco tengo hinchazón.

He perdido 43 kilos en tres años

Hace tres años me sentí muy mal, me sentía muy pérdida. Sabía que tenía que cambiar, pero no sabía cómo. No tenía ningún control sobre lo que me hacían sentir los demás, pero comprendí que sí tenía control sobre cómo me trataba a mi misma. Yo era importante.

Estos cambios no solo me ayudaron fisicamente, sino que también han mejorado mi salud mental. Me ayuda a ver cada día como una nueva oportunidad para vivir la vida que se supone que debo vivir. Yo voy primero, no otras personas, ni la comida, ni mi trabajo, sino yo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Women's Health

image beaconimage beaconimage beacon