Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los mejores consejos para adelgazar sin apenas esfuerzo

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 21/11/2020 ACyV
Fuente: iStock © Externa Fuente: iStock

Aceptémoslo de una vez: perder peso de manera rápida e indolora no es nada sencillo. Las recomendaciones básicas son muy claras y siempre las mismas. Entre ellas están restringir tus comidas favoritas y apostar por los alimentos bajos en grasas, carbohidratos y azúcares, pero a eso hay que sumarle una rutina de ejercicios regular y, sobre todo, muchísima fuerza de voluntad.

Por todo ello, suelen ser frecuentes las recaídas y oportunidades desperdiciadas. Llegados a este punto, lo más conveniente será apostar por una pérdida de peso duradera y prolongada, solo así será más fácil y menos incómodo la dura tarea de adelgazar. Y en realidad, hay algunos trucos que son sorprendentemente fáciles para conseguir estar en forma y a la vez deshacernos de los kilos que sobran. La revista 'Eat This Not That' ha elaborado una lista con algunos de ellos que veremos a continuación.

Cepíllate los dientes

Puede parecer una tontería, pero si un día o una noche te quedas con hambre después de haber optado por una comida ligera, la forma más eficiente de resistir a la tentación y abrir de nuevo la nevera pasa por cepillarte los dientes a los pocos minutos de haber terminado el plato. Así lo corrobora Lisa Kiersky Schreiber, 'coach' estadounidense y experta en adelgazamiento, quien asegura que si apuestas por la higiene bucal nada más ingerir tu última porción de comida es muy probable que se te quite el hambre o como mínimo te dé pereza volver a meter algo a la boca después de dejarla limpia.

Haz que la comida parezca más grande

El hambre muchas veces tiene un componente psicológico. Si de repente ves un plato lleno y te lo terminas, te sentirás más saciado que si simplemente ves cuatro ramas de lechuga y un diminuto filete de pollo. Extiende la comida por todo el plato para engañar a la vista (y al estómago). Todo con tal de engañar a tu propia mente de que en realidad estás comiendo mucho más de lo que deberías o de lo que parece.

Haz pausas al comer

Esto no quiere decir que entre bocado y bocado respondas a un e-mail o jueges un solitario con el móvil, pero sí que es muy útil hacer pequeñas paradas a medida que vamos ingiriendo la comida que hay en el plato para hacer sentir al estómago que se llena poco a poco. Al igual que ralentizar al máximo el ritmo de la comida, este consejo es muy útil para adelgazar, ya que si comes despacio, engañarás a tu estómago haciéndole creer que ha comido demasiado cuando en realidad la cantidad de tiempo no está reñida con la cantidad de las porciones.

Cambia la dieta

En muchas ocasiones, entrar en una dieta de adelgazamiento significa decir adiós a nuestros platos favoritos que nos encantan porque están 'la mar' de sabrosos. Si adoras las hamburguesas, en vez de comprarlas de carne podrías apostar por las vegetarianas, que están más libres de calorías. Si te encantan los dulces ricos en azúcar, puedes intercambiarlos por varias piezas de fruta, que también saben muy dulces. En general, se trata de saber modificar los alimentos que nos gustan por otros que a pesar de no ser los mismos, sí que pueden recordarnos a ellos o adoptar su misma forma.

Nada de comida basura

Por nada del mundo. Muchas dietas permiten un día a la semana de descanso para entregarte a los divinos placeres de los alimentos procesados o repletos de carbohidratos. En ese caso, de acuerdo, pero por nada del mundo vuelvas a este tipo de comidas, ya que si no corres el riesgo de que todo el esfuerzo realizado se vaya 'al garete' y cuando quieras dar marcha atrás sea demasiado tarde.

Conoce tus motivaciones

Como decíamos al principio, cumplir con tus objetivos de 'fitness' depende en mayor medida de la fuerza de voluntad que emplees así como de la actitud. Si te has planteado perder peso no solo será porque te quieres ver mejor frente al espejo, sino también porque a la larga comenzarás a notar que tu cuerpo es más resistente físicamente y está más en forma. Generalmente, cuando queremos conseguir algo es porque hay una motivación detrás. Conoce la tuya propia y, cuando sientas ganas de tirar la toalla, recuerda por qué empezaste con el reto y qué es lo que tanto querías obtener a cambio antes de aplicar los cambios a tu estilo de vida.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon