Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ácidos grasos omega-3 y omega-6

01/01/2015

Los ácidos grasos son compuestos orgánicos que constan de cadenas de carbono de distintas longitudes, con un grupo ácido en un extremo y un hidrógeno enlazado a todos los carbonos de la cadena. Los ácidos grasos esenciales (AGE) son necesarios para la salud, pero el cuerpo no los puede sintetizar. Por consiguiente, es importante aportar ácidos grasos esenciales mediante la ingestión dietética diaria. El cuerpo utiliza los ácidos grasos esenciales para generar hormonas, específicamente en la producción de prostaglandinas, las cuales ayudan a reducir la hipertensión, las migrañas y la artritis.

Los ácidos grasos esenciales ofrecen muchos efectos beneficiosos para el cuerpo, incluida la nutrición de la piel y el cabello, la reducción de la tensión arterial, del colesterol y los niveles de triglicéridos. También para la prevención de la artritis y las inflamaciones, y la reducción del riesgo de formación de coágulos en sangre. Además, los ácidos grasos esenciales ayudan a proteger el cuerpo de enfermedades cardiovasculares, candidiasis, eccema y psoriasis, además de desempeñar un papel crucial en el desarrollo del cerebro y la transmisión de los impulsos nerviosos.

Tipos de ácidos grasos esenciales

Existen básicamente dos tipos de ácidos grasos esenciales: los ácidos grasos omega-3, también conocidos como ácidos linolénicos, y los ácidos grasos omega-6, que también se llaman ácidos linoleicos. Los ácidos grasos omega-3 se encuentran en el pescado de aguas profundas, el aceite de pescado y algunos aceites vegetales como los aceites de colza, linaza y nuez. Los frutos secos también son una buena fuente de ácidos grasos omega-3, especialmente las avellanas, las almendras, las nueces pacanas, los anacardos, las nueces comunes y las nueces de macadamia. Las mejores fuentes de aceite de pescado son el salmón, la caballa, las anchoas, las sardinas y los arenques. Los ácidos grasos omega-6 se encuentran en los frutos secos sin procesar, en las legumbres, y en los aceites vegetales insaturados como el aceite de semillas de uva, el aceite de sésamo y el aceite de haba de soja.

Ventajas de los ácidos grasos esenciales

Las investigaciones han puesto de manifiesto que las dietas ricas en ácidos grasos omega-3 reducen la mortalidad en un 70 % en pacientes que ya hayan experimentado un ataque cardíaco. Esto ha dado lugar a una recomendación general para consumir por lo menos una comida a la semana de pescado rico en ácidos grasos omega 3. Está generalmente aceptado que los ácidos grasos omega-3 ayudan a reducir los niveles de triglicéridos del cuerpo, con lo cual reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Se ha demostrado que los ácidos grasos omega-6 son beneficiosos para reducir los niveles de colesterol como sustitutos de las grasas saturadas. Los ácidos grasos omega-6 reducen la incidencia de enfermedades coronarias, en las cuales el exceso de colesterol se acumula en las arterias del corazón y llega incluso a bloquear el flujo sanguíneo y a provocar un ataque cardíaco.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon