Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

14 'tips' para mejorar tu alimentación y ponerte en forma en 2014

24/01/2014 Mujerhoy.com
Una mujer se relaja en un spa mientras come una manzana: Photo © MujerHoy Photo

Si en 2014 te has propuesto mejorar tu alimentación y ponerte en forma, toma nota de nuestros consejos más saludables. Siete recomendaciones sobre tu dieta y otros siete recursos sobre lo que debes tener en cuenta a la hora de hacer ejercicio se convertirán en tus perfectos aliados para hacer que este año te sientas mejor que nunca.

1. Cuida las digestiones. Consume los alimentos templados, ni muy fríos, ni muy calientes y confecciona tu menú teniendo en cuenta los alimentos que más acidez producen. Entre ellos, destacan el tomate y los cítricos. A la hora de acostar, recuerda que debes dejar pasar dos horas desde que ingeriste alimentos y que es mejor recostarse sobre el costado izquierdo.

2. Elige alimentos sanos y que te han sentirse bien, incluso sexy. Las fresas, los aguacates, las almendras, los boniatos, las semillas de sésamo y la sandía te ayudan a sentirse atractiva; mientras que el alcohol, la carne roja y las patatas fritas pueden llegar a darte un cierto bajón.

3. Tus aliados contra resfriados, infecciones y dolores musculares también se encuentran en tu despensa. Recuerda que el pescado ayuda a paliar los dolores musculares y de las articulaciones: los frutos secos y las semillas son buenos en el caso de que sufras determinadas alergias; el perejil alivia las infecciones del tracto urinario y las espinacas, la calabaza y las zanahorias pueden ayudar a sobrellevar mejor el resfriado.

4. Combate a los gases, ese gran enemigo del bienestar. Come proteínas en la hora mágica (entre las 15 y las 16 horas), elimina el exceso de azúcar en tu dieta, mastica mucho la comida, usa sal marina y natural y pon en el último lugar de la lista la práctica de abdominales (cinco minutos diarios tres veces por semana).

5. Huye de la ansiedad y combátela con remedios naturales. La camomila, la práctica de ejercicio de un modo regular, el aroma de lavanda y picar algo rápido en momentos de mucha tensión son algunos de los trucos que pueden ayudarte a frenar un ataque de este tipo sin tener que recurrir a un medicamento.

6. Quita 500 calorías al día a tu dieta. Puedes hacerlo con trucos sencillos: consume tu menú en un plato pequeño, si pides pizza hazlo de verduras, huye de los frutos secos, cuada lo que pones en tu ensalada y elimina de tu dieta algunos alimentos hipercalóricos.

7. El plato de comida saludable tiene más verdura, menos carne roja y más cereales ingegrales, según los nutricionistas de Harvard, quienes también aconsejan restringir el consumo de cereales refinados, patatas, bebidas azucaradas y sal. Consumir fruta de todos los colores posibles, evitar las comidas envasadas, limitar el consumo de lácteos y moderar o suprimir el alcohol son otros consejos que también figuran en su menú saludable.

8. Elige el gimnasio que más se adapte a tus necesidades. Tendrás que valorar la proximidad, el ambiente, el tipo de servicios y la afluencia de público, sobre todo en las horas puntas, son algunos de los aspectos que debes comparar y valorar.

9. Infórmate cuáles son los ejercicios 'quemagrasas' y elige con el que te diviertas mientras haces deporte. Jumping jacks, la comba, los burpees, las zancadas saltando, las flexiones a lo 'superman' y las 'mountain climbers' son algunas de las sugerencias que te gustarán.

10. Alíate con la tecnología. Conoce los gadgets que te ayudan a llevar un control de tu día a día. Tinké, FitBit One, Ostrick Pillow, Homedics y Smart Body Analyzer son algunos de los más profesionales, aunque si no te resulta posibole adquirilas también puedes encontrar apps gratuitas que te pueden resultar útiles si las descargas en tu smartphone.

11.Evita los atracones tras hacer ejercicio. Para ello tendrás que conocer tus límites en el gimnasio y no entrenar por encima de tus posibilidaes. También será útil comer ligero antes de hacer ejercicio, hacer más comidas al día y comer en ellas menos cantidad, mantener la hidratación del cuerpo y aumentar el contenido de fibras de tus menús.

12. No olvides que debes dormir bien. Infórmate de los enemigos del descanso y trátalos si así lo necesitas. El consumo de somníferos, el síndrome de piernas inquietas, la apnea del sueño e incluso algunas de las características propias de la biología femenina figuran en la lista de los enemigos del sueño.

13. Haz hincapié en las partes de tu cuerpo que más te preocupan. Los glúteos figuran en lugar destacado en la lista de complejos de algunas personas. Ejercicios como el puente, subir escaleras, la elevación de talones, high knees, las sentadillas o las zancadas te ayudarán a endurecer y modelar esa zona que tanto te acompleja.

14. La mente, la parte de tu cuerpo más poderosa. Mentalízate para no dejar de hacer ejercicio regularmente. Monta un plan, escoge el deporte que te guste, decide si quieres entrenar en solitario o en grupo, para de pensar en el gimnasio como en una tortura, rodéate de gente que haga deporte habitualmente y recuerda que el ejercicio también puede curar las heridas emocionales.

Son pequeñas metas que te ayudarán a sentirte mejor y a estar más sana por dentro y por fuera. No pierdas más tiempo y ponte manos a la obra. ¡Funcionan!

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon