Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adiós al gordo feliz

25/06/2014 ABCSalud
Las personas obesidad no son felices, más bien lo contario. Fotolia © ABC Las personas obesidad no son felices, más bien lo contario. Fotolia

Adiós al mito del «gordo pero feliz». Según una investigación realizada en el Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid, las personas obesas no son necesariamnete felices. De hecho, el estudio, según los resultados presentados por Francisco Javier Quintero, indican que que el 31% de los pacientes con obesidad había presentado un trastorno de ansiedad asociado a la obesidad y que el 35% presentaba antecedentes de un trastorno depresivo. Otro dato llamativo del trabajo es que el 17% de las personas con obesidad «presentaba antecedentes de haber padecido un trastorno 'clásico' de la alimentación, como son la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa; y algo más de un 10% evidenció haber padecido un trastorno en el control de los impulsos», señaló Quintero.

Las personas obesidad no son felices, más bien lo contario. Fotolia

El informe también muestra una elevada prevalencia del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) entre los pacientes analizados: «un 20,4% de pacientes tenía un TDAH,cifra 5 veces superior a la esperada en la población general», dijo Quintero. Además, el 62% de los pacientes reconocieron hacer dietas de forma constante un 15% habían intentado hacer dieta organizadas más de 5 veces a lo largo de su vida, todos ello, para lograr su objetivo fallido de bajar peso.

Estos antecedentes, explicó Quintero durante el Congreso Nacional de Psiquiatría«han llevado a uno de cada dos paciente a haber estado en tratamiento con psicofármacos (principalmente antidepresivos y benzodiacepinas), habitualmente prescritos desde atención primaria» .

Casi 200 pacientesEn el estudio, cuyos orígenes se remontan a hace más de cinco años y cuyo análisis comenzó hace tres, han participado 100 pacientes para el primer corte poblacional. No obstante, la evaluación clínica de este programa innovador sigue en la actualidad con una cifra que ronda las 200 personas.

Tal y como ha recordado Quintero, «se trata de un problema de salud de primera magnitud, y en muchos casos terriblemente resistente a las intervenciones convencionales, como pueden ser las dietas. Son muchos los factores que actúan sobre un paciente que sobrepasa su peso saludable». En este sentido en el Hospital Universitario Infanta Leonor se ha organizado un programa entre los servicios de Endocrinología y Psiquiatría «para que, juntos, podamos entender mejor la complejidad de estos pacientes y, con ello, buscar las soluciones más eficaces».Se parte de la idea de que no todas las obesidades son iguales y por ello no a todos los pacientes le sirven las mismas soluciones. Para un tipo de obesidades se utiliza el paradigma conceptual de los desórdenes alimenticios y se incluye a la obesidad como un trastorno de la conducta alimentaria mas, con la identificación de los factores nutricionales, sociales pero también psicopatológicos que explican el funcionamiento de estos pacientes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon