Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alzhéimer: el precio de vivir más

25/06/2014 EP
En 2050, el alzhéimer podría triplicarse. FOTOLIA © ABC En 2050, el alzhéimer podría triplicarse. FOTOLIA

En 2050, el alzhéimer podría triplicarse. FOTOLIA

España es uno de los países desarrollados con mejores tasas de esperanza de vida y de años de vida saludables lo que, por contra, conlleva que una enfermedad neurodegenerativa como el alzhéimer se sitúe ya entre las principales causas de muerte y de pérdida de años de vida saludable. Así se desprende del estudio internacional GBD 2010 de la Universidad de Washington (EE.UU.) y la Fundación Bill & Melinda Gates cuyos resultados publica la revista The Lancet, y que analiza la evolución del peso de las enfermedades en cada país en los últimos 20 años, desde 1990 a 2010.

Gracias a los «numerosos logros sanitarios» conseguidos en las dos últimas décadas, según los autores del informe, España ha logrado uno de los mejores índices de esperanza de vida de todo el mundo, pasando de los 76,9 años de 1990 a los 81,3 de 2010. Esto ha sido posible, entre otras cuestiones, a la reducción del número total de muertes en niños menores a cinco años a más de la mitad (54%) y al descenso de los fallecimientos de jóvenes por accidentes de tráfico, en un 45,26 por ciento. Y ello ha permitido también que España sea el segundo país con más años de vida saludables tras Japón, con 70,9 años de media.

Sin embargo, reconocen los autores, el «precio» de todo esto es el alzhéimer, que ha escalado hasta situarse entre las seis primeras causas de pérdida de años saludables de vida por discapacidad, sólo por detrás del infarto, el ictus, el cáncer de pulmón y el colorrectal y la EPOC. Además, el estudio muestra como es la tercera causa de muerte, sólo por detrás del infarto y el ictus. Junto a esta enfermedad también ha aumentado la incidencia de otros trastornos de la vejez como las caídas, las patologías musculoesqueléticas y la depresión. Es decir, «los españoles viven una larga vida, pero con enfermedades discapacitantes», según los autores.

Malos hábitos

El sedentarismo también ha aumentado como un factor de riesgo que se suma a otros hábitos nocivos para la salud que ya estaban instalados en la sociedad, como el exceso de peso, la dieta y el tabaquismo. Otros factores que hacen perder años saludables de vida son los altos niveles de glucosa en sangre y también el uso de fármacos, que sigue estando entre los 10 primeros factores de riesgo. Al igual que en muchos países del mundo, los españoles tienen cada vez mayor cantidad de discapacidades que les dificultan moverse, ver, escuchar y pensar con claridad. Entre las principales causas de discapacidad, junto con el alzhéimer, se encuentran la lumbalgia, la depresión, las caídas, el dolor de cuello y los trastornos musculoesqueléticos.

Josep María Haro Abad, director de Investigación del Parc Sanitari Sant Joan de Déu y participante en el estudio GBD 2010 dice que «cuando las personas pasan los 65 años las enfermedades crónicas pueden aparecer, si bien también en muchos casos la medicina permite retrasar el inicio de la enfermedad». El problema, añade este experto, es que «el peso del envejecimiento en la carga de enfermedad es superior al avance de la Medicina».

Crisis económica

Además, advierte de que la crisis económica que atraviesa España en la actualidad también incidirá en un futuro cercano en la salud de la población. «Por un lado, de forma más aguda, porque está habiendo recortes importantes en lo que se consideraba un derecho, como el acceso universal a la sanidad. Además, se está reduciendo el acceso a algunos tratamientos que son caros, lo que ha generado un impacto directo en la salud», ha explicado este experto. Además, también recuerda que la situación económica provoca inestabilidad laboral que «de manera indirecta» provoca un aumento de las enfermedades a través de las tensiones sociales o de las tensiones que padecen las personas, lo que deriva en «una disminución del autocuidado, menos posibilidad de acceder ya no solo a los tratamientos sino también a una buena alimentación, a un buen descanso, etc.».

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon