Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Aminoácidos

01/01/2015

Los aminoácidos son las piezas con las que se construyen las proteínas. El cuerpo tiene 20 aminoácidos distintos que actúan como piezas de construcción—11 son no esenciales 9 son esenciales. Los aminoácidos no esenciales son los que el cuerpo puede sintetizar por sí solo, mientras que los aminoácidos esenciales se deben aportar con la dieta, ya que el cuerpo no puede producirlos, o no puede producirlos en cantidad suficiente.

Los aminoácidos no esenciales son:

Los aminoácidos esenciales son:

Estructura

Todos los aminoácidos tienen una estructura química parecida— cada uno de ellos contiene un grupo amino (NH2), un grupo ácido (COOH), un átomo de hidrógeno (H) y un grupo lateral específico que hace que las proteínas sean más complejas que los carbohidratos o los lípidos. Todos los aminoácidos están ligados a un átomo de carbono central (C).

El grupo lateral específico identifica a cada aminoácido y le confiere características que lo atraen hacia los fluidos y otros aminoácidos que lo rodean o lo apartan de ellos. Algunos grupos laterales de los aminoácidos tienen cargas eléctricas que se ven atraídas hacia las moléculas de agua (hidrofílicos), mientras que otros son neutros y se ven repelidos por el agua (hidrofóbicos). Las características de los grupos laterales (forma, tamaño, composición, carga eléctrica y pH) juntas determinan la función específica de cada proteína.

La forma tridimensional de las proteínas deriva de la secuencia y las propiedades de sus aminoácidos y determina su función e interacción con otras moléculas. Cada aminoácido está enlazado con el siguiente mediante un enlace peptídico, que es el nombre que se da al enlace o la atracción entre el ácido (COOH) de un extremo del aminoácido y el extremo amino (NH2) del otro. Cuando se enlazan distintos aminoácidos de este modo, se obtienen proteínas de distintas longitudes. Un dipéptido son dos aminoácidos unidos por un enlace peptídico, mientras que un tripéptido son tres aminoácidos unidos por enlaces peptídicos.

Las formas exclusivas de las proteínas les permiten realizar sus distintas tareas en el cuerpo. El calor, los ácidos y otras condiciones pueden alterar las proteínas, con lo que se desenrollan o pierden su forma, lo que obstaculiza su función. Esto se denomina desnaturalización.

Funciones de las proteínas

Las proteínas actúan como enzimas, hormonas y anticuerpos. Mantienen el equilibrio de fluidos y el equilibrio entre ácidos y bases. También transportan sustancias, como el oxígeno, las vitaminas, los minerales y las grasas, por todo el cuerpo. Las proteínas estructurales, como el colágeno y la queratina, son responsables de la formación de huesos, dientes, pelo y la capa exterior de la piel, y ayudan a mantener la estructura de los vasos sanguíneos y otros tejidos. Las proteínas motoras utilizan energía y la convierten en alguna forma de trabajo mecánico (por ejemplo, dividiendo células o contrayendo músculos).

Las enzimas son proteínas que facilitan las reacciones químicas sin consumirse ni alterarse en el proceso. La forma inactiva de una enzima se llama proenzima. Las hormonas (mensajeros químicos) son proteínas que se desplazan hasta uno o más tejidos y órganos específicos, y tienen muchas funciones importantes de regulación. La insulina, por ejemplo, desempeña un papel esencial para regular la cantidad de glucosa en la sangre. El cuerpo genera anticuerpos (moléculas de proteínas gigantes) con el fin de combatir los antígenos invasores o sustancias ajenas (como bacterias y virus) que se hayan introducido en el cuerpo y puedan ser perjudiciales. Las inmunoproteínas, también llamadas inmunoglobulinas o anticuerpos, defienden el cuerpo de posibles ataques por parte de estos invasores enlazándose a los antígenos e inactivándolos.

Fuentes de alimentos

Los humanos consumen muchos alimentos que contienen proteínas o aminoácidos. Por lo general, los alimentos de origen animal, como el pollo, el pescado, los huevos, los productos lácteos, la carne de vacuno y el cerdo, son ricos en aminoácidos esenciales. Las fuentes vegetales de proteínas incluyen las judías secas, los guisantes, la soja, los frutos secos y las semillas. Aunque por lo general las fuentes vegetales carecen de uno o más aminoácidos esenciales, cuando se combinan con cereales integrales como el arroz, o si se ingieren frutos secos con legumbres, es posible obtener todos los aminoácidos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon