Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Atacan el núcleo del cáncer para eliminar tumores pulmonares

25/06/2014 ABCsalud

Investigadores del Instituto de Oncología Vall d'Hebron (VHIO) han conseguido eliminar tumores pulmonares en modelos animales inhibiendo la proteína Myc, considerada «núcleo del cáncer» y con ello la proteína u oncogén más temido por la comunidad científica. El logro más destacado del trabajo, que publica la revista Genes&Development, es que confirma que la inhibición de la citada proteína no tiene efectos secundarios, y «las células tumorales no generan resistencias», como sucede normalmente después de la administración repetida del tratamiento, tras periodos de descanso.

En declaraciones a Europa Press, la coordinadora del estudio, la italiana Laura Soucek, ha celebrado el hallazgo sin precedentes del estudio, que establece sin lugar a dudas que si se inhibe Myc «las células no pueden desarrollar resistencias, porque Myc no puede ser reemplazada». Los resultados confirman que los tratamientos anticancerígenos basados en la inhibición de Myc como una «vía terapéutica sólida y efectiva» para el desarrollo de nuevos fármacos y para todo tipo de tumores, ha destacado Soucek.

Los ratones fueron tratados con una terapia que inhibía Myc. ABC

La proteína actúa como un gen regulador que controla la expresión de hasta el 15% de los genes humanos, y desajustes en ella provocan una proliferación celular descontrolada, lo que puede originar la aparición de cáncer en distintos tejidos. Para llevar a cabo el trabajo, los investigadores han utilizado ratones con 200 tumores potenciales y con cáncer de pulmón -por ser el que más mortalidad causa- para situar a los científicos en «el peor de los escenarios», ha señalado la investigadora.

Resistencia

El trabajo ha utilizado una terapia llamada metronómica que consiste en la inhibición de la proteína mediante la activación de Omomyc durante cuatro semanas, seguidas de cuatro semanas de descanso. Tras el primer periodo de inhibición remitieron todos los tumores, pero volvieron a aparecer el 63% de ellos, y tras el segundo periodo de inhibición sólo reaparecieron el 11% de los iniciales, siendo «lo más importante el hecho de que no aparecieron señales de resistencia». Finalmente, en los ratones que fueron tratados con ocho episodios de inhibición y descanso, después de más de un año de tratamiento sólo se detectaron dos tumores, en los cuales se observó que había sido suprimida la expresión.

El próximo paso pasa por diseñar un fármaco que copie el modelo Omomyc, para lo que se necesita apoyo financiero y, de conseguir la validación de una terapia, en dos años podría empezar un ensayo en humanos, aunque este calendario depende de las inversiones posibles. «Para nosotros estos resultados son extraordinariamente positivos, pues un año de vida de un ratón equivale a casi 40 años de nuestra vida. El hecho de que los resultados se mantengan en el tiempo, que no haya recaídas del tumor y que no aparezcan resistencias hace pensar que podemos estar delante de una vía terapéutica sin precedentes», concluye la investigadora.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon