Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bienestar a la carrera

25/06/2014 Mujerhoy.com
© A. Arabia

El running te ayuda a mantenerte en forma

Correr influye en la mayoría de las funciones orgánicas. Tan sólo dos kilómetros diarios son suficientes para reducir el riesgo cardiaco, el estrés y quemar calorías.

El mejor fármaco. Las paredes del corazón ganan grosor, al igual que los ventrículos aumentan su tamaño. Esto permite que con cada latido, llegue más sangre a los pulmones. El pulso en reposo puede bajar en más de un 20%.

Reduce la grasa corporal. La mujer tiene un 27% de grasa corporal. Estos niveles se pueden rebajar con tres sesiones a la semana de 30 minutos, lo que supone quemar 1.300 calorías semanales. Si bien es verdad que al correr se elimina la grasa, más cierto es que ésta reaparece cuando se deja de correr.

Fortalece los huesos. Al correr con moderación ayudamos a aumentar el grosor de los huesos de las piernas y los pies. Además, muchas mujeres han comprobado que corriendo afi nan las caderas y los muslos.

Mejora el estado mental. Unos kilómetros a la semana te ayudan a liberar endorfinas, una hormona que produce una sensación de bienestar y exaltación del ánimo. Los expertos aseguran que, además, la capacidad mental aumenta. Ánimo, no se pierde nada por comprobarlo.

Estimula la circulación. Está demostrado: durante el ejercicio y su recuperación, las arterias se dilatan para admitir un mayor volumen de sangre y poder dirigirlo hacia aquellos órganos que lo necesiten. Tras varios entrenamientos notarás tus piernas más ligeras y sufrirás menos calambres.

Articulaciones más flexibles. Estarán lubricadas y más flexibles. Sin embargo, en el caso de estar afectadas por una enfermedad puede ser contraproducente.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon