Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cinco malos hábitos que debes dejar si quieres sacar partido a tu hora de gimnasio

25/06/2014 Mujerhoy.com
© MujerHoy

Varias mujeres practican aerobic en una sesión de gimnasio

Si quieres sacar el máximo partido a tu hora de gimnasio, éstos son los siete malos hábitos o prácticas que debes dejar lo antes posible:

1. La elíptica. Es una de las máquinas más aburridas de un gimnasio y, según algunos preparadores físicos, es también poco efectiva para perder peso. Las razones de los entrenadores anti elíptica es que está máquina no sigue los movimientos naturales del cuerpo. Normalmente los entrenamientos que promueven el consumo de calorías a través del movimiento, como correr, caminar o saltar con más efectivos para tonificar la musculatura. En la elíptica empiezas con mucha fuerza y a los diez minutos, según estos entrenadores, ya estás arrastrándote como una tortuga. No es que no se quemen calorías en la elíptica si pudiera mantenerse un ritmo alto, pero la realidad es que es muy fácil holgazanear en la elíptica. Aprovecharás mejor el tiempo si haces un circuito de 20 minutos de varios ejercicios aeróbicos que pasar 45 moviéndote en la elíptica.

2. Entrenar durante mucho tiempo pero a un ritmo bajo. Si no te esfuerzas y te mantienes en tu zona de confort, es difícil que pierdas peso. El organismo se acostumbra muy rápido a cualquier rutina de ejercicio y la señal de alarma es cuando te sientes cómodo con tu entrenamiento. Cuando no te cuesta demasiado. Por ejemplo, en lugar de entrenar durante una hora a un nivel de moderado a alto que ya tienes totalmente dominado, es mucho más efectivo cambiar a una rutina de media hora de ejercicio intenso, con paradas de entre 15 y 30 segundos. Es mejor dar el 100% en 30 minutos que dar el 75% en una hora.

3. Ir al gimnasio a pasar el tiempo. No seas esa chica que está siempre mirándose al espejo y arreglando su coleta. Vete al gimnasio con un plan organizado y con una agenda concreta. Esto quiere decir no pasarte el tiempo caminando de un lado a otro, mirando el móvil o enviando mensajes de WhatsApp entre tabla y tabla. Limita tus periodos de descanso y aprovecha el tiempo. Al gimnasio no se va a hacer vida social. Se siente.

4. Hacer demasiado ejercicio cardiovascular y pocos estiramientos. El cardio quema muchas más calorías, por eso muchos creen que mientras más hagan, siempre será mejor. Eso al menos es lo que dice la pantalla de la máquina del gimnasio. Pero el estiramiento hace trabajar al músculo de un modo inteligente y desarrolla también masa muscular. Construir músculo significa que esa musculatura debe ser capaz de seguir trabajando durante todo el día para seguir quemando más calorías.

5. Hidratarse con bebidas energéticas. Las bebidas energéticas te estimulan pero tienen demasiadas calorías y azúcares. Lo ideal es tomar agua mientras uno se entrena. No hay bebida mejor. Si te sientes cansado durante el entrenamiento, lo mejor es que comas algo unos 45 minutos antes de empezar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon