Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Consumir dos tipos de judías españolas ayuda a controlar la diabetes y la obesidad

25/06/2014 Agencias
El aumento de la obesidad ha llevado a que los consumidores tengan un mayor interés en los productos que consumen. Fotolia © ABC El aumento de la obesidad ha llevado a que los consumidores tengan un mayor interés en los productos que consumen. Fotolia

Científicos del Departamento de Tecnología de Alimentos del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) han investigado el uso de leguminosas y desarrollo de nuevos alimentos para la prevención de enfermedades como la diabetes, obesidad o enfermedades cardiovasculares.

El aumento de la obesidad ha llevado a que los consumidores tengan un mayor interés en los productos que consumen. Fotolia

Los resultados del estudio, que ha publicado el Journal of the Science of Food and Agriculture, recomiendan el consumo de dos variedades de judías autóctonas españolas, Almonga (blanca) y Curruquilla (canela), en pacientes con diabetes tipo 2 y pacientes obesos como parte de una dieta saludable. La razón, su ingesta optimiza el control de esta diabetes y se logran perdidas de peso significativas.

El consumo de las leguminosas se ha asociado con un menor riesgo de desarrollar enfermedades, dice Mercedes Muzquiz investigadora del INIA, «debido a que estas presentan una serie de componentes como fibra dietética, almidón resistente, o los llamados compuestos bioactivos (como galactosidos, fitatos y antioxidantes)».

Saciedad

Por su composición las leguminosas producen mayor sensación de saciedad y aportan menor energía por lo que son de gran interés en la reducción de la obesidad y el sobrepeso. En este trabajo se ha evaluado la influencia genotípica y ambiental en los componentes bioactivos de 18 variedades de judías mejoradas genéticamente por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACYL), con el que colabora el grupo de investigación de Bioquímica y Seguridad de Alimentos Vegetales del INIA.

El aumento de los problemas cardiovasculares y la obesidad en los últimos años ha llevado a que los consumidores tengan un mayor interés en los productos que consumen y en los ingredientes con que se elaboran.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon