Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Descubren cómo el nuevo virus mortal tipo SARS infecta las células humanas

25/06/2014 ABCsalud
Virus de la gripe © ABC Virus de la gripe

Los científicos han estudiado cómo un nuevo virus mortal que era desconocido en los seres humanos hasta el año pasado es capaz de infectar células humanas y causar daños graves para los pulmones y ser potencialmente mortal. En uno de los primeros estudios detallados de este virus, que surgió en el Oriente Medio y hasta ahora ha infectado a 15 personas en todo el mundo y ha causado la muerte de nueve, investigadores holandeses han identificado una proteína de la superficie celular que suele penetrar en las células humanas e infectarlas.

Virus de la gripe

El hallazgo, publicado en Nature, coincide con la confirmación del caso de infección número quince por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un hombre en Arabia Saudí que murió el 2 de marzo. Otros casos han sido registrados en Jordania y Qatar, y en pacientes en Alemania y Gran Bretaña, relacionados con viajes realizados a Oriente Medio.

El nuevo coronavirus NCoV es de la misma familia de virus que causan los resfriados comunes y del que causó el brote mortal de Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS), que surgió en Asia en 2003. La primera alerta internacional realizada por la OMS fue en septiembre, después de que fuera identificado en un hombre de Qatar en Gran Bretaña quien recientemente había estado en Arabia Saudí. Un estudio publicado el mes pasado señalaba que NCoV puede ser tratable con medicamentos similares a los usados para el SARS, que mató de la décima parte de las 8.000 personas que resultaron infectadas.

Patogénesis

En este estudio, dirigido por Bart Haagmans, del Erasmus Medical Centre (Países Bajos), los investigadores han tratado de descubrir cómo el virus penetra en las células. «Una vez que se identifica el receptor y se conoce su distribución en el cuerpo, se puede conseguir más información sobre la patogénesis -el modo en que infecta a las personas- del virus y su posibilidad de transmisión», ha señalado Haagmans en una entrevista telefónica a Europa Press.

Los investigadores identificaron el receptor clave para la enfermedad como una proteína de superficie de célula llamada dipeptidil peptidasa 4 (DPP4). También han descubierto que las células que contienen receptores DPP4 son comunes en las vías respiratorias inferiores, pero no en las vías respiratorias superiores, lo que ofrece pistas de por qué el virus causa la enfermedad en los pulmones en lugar de en la nariz y la garganta, como hace el virus del resfriado.

Prevenir la infección

Las conclusiones, señalan los investigadores, ayudarán desarrollar medicamentos o vacunas para bloquear los receptores DPP4 y prevenir la infección. Ya hay disponibles en el mercado medicamentos que bloquean los receptores DPP4 autorizados para la diabetes, pero Haagmans ha señalado que su equipo ya intentado utilizarlos en las pruebas de laboratorio contra este virus pero no ha funcionado. No obstante, trabajan con otras moléculas que podrían bloquear los receptores y podrían constituir la base para desarrollar una posible vacuna.

Un análisis previo realizado el año pasado por científicos de la Agencia de Protección de Salud británica encontró que los parientes más cercanos del NCoV eran muy probablemente virus de murciélago. Otro trabajo de un equipo de investigación realizado en Alemania sugiere que este nuevo virus podría haber llegado al hombre a través de un «intermediario», posiblemente cabras. Haagmans considera que los receptores DPP4 están también presentes en otras especies, incluyendo los murciélagos, por lo que considera factible que llegara al hombre a través de estos animales, aunque la hipótesis de las cabras también es factible.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon