Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dieta baja en sodio

01/01/2015

¿Qué es?

Una dieta baja en sodio es baja en sal; normalmente se permite menos de una cucharadita al día. Aunque esta directriz se considera saludable para la mayoría de las personas, llevar una dieta baja en sodio es especialmente importante para quienes padecen determinados problemas y enfermedades.

  • Reducir el sodio es importante para las personas que tienen enfermedades renales, ya que sus riñones han dejado de filtrar de forma eficaz el sodio para eliminarlo del cuerpo. Si no se reduce la ingesta de sodio, éste se acumula causando retención de líquidos e hinchazón.
  • Llevar una dieta baja en sodio también es importante para las personas con cardiopatías, ya que ayuda a reducir el esfuerzo que debe hacer su corazón. Un exceso de sodio en el flujo sanguíneo significa que se mantiene suspendido un exceso de fluido, lo que aumenta el volumen que debe bombear el corazón.
  • ¿Qué ventajas tiene?

  • Una dieta baja en sodio puede ayudar a aliviar la hipertensión y a reducir el riesgo de cardiopatía e ictus.
  • Las personas con antecedentes familiares de cardiopatías, de origen africano, fumadoras, que beben alcohol con frecuencia, con sobrepeso o que no hacen ejercicio de forma regular, o que viven sometidas a mucho estrés sin gestionarlo correctamente, presentan un mayor riesgo de hipertensión y deberían considerar pasarse a una dieta baja en sodio.
  • Muchos expertos creen que una dieta baja en sodio puede resultar beneficiosa para la mayoría de personas, aunque no tengan ningún problema de salud.
  • Para las personas con cardiopatías, una dieta baja en sodio puede ayudar a aliviar la hipertensión y a reducir el esfuerzo que debe hacer su corazón.
  • Para quienes padecen problemas renales, es necesario una dieta pobre en sodio para prevenir la retención de líquidos.
  • ¿Cuáles son los riesgos y las precauciones que deben tomarse?

  • Cualquier persona que valore alterar de forma significativa su dieta habitual debería consultarlo con su médico.
  • En el caso de algunos atletas y de quienes realizan ejercicio de forma intensa pero no sustituyen el sodio que pierden con el sudor, pueden existir riesgo de hiponatremia. Aunque no es habitual, unos niveles bajos de sodio pueden causar cefaleas, náuseas, letargia, confusión, tirones musculares y convulsiones.
  • ¿Cómo funciona?

  • Una dieta pobre en sodio suele limitar la ingesta de sodio a 1500–2400 miligramos (mg) al día.
  • Una de las mejores maneras de reducir la ingesta de sal es disminuir el consumo de alimentos muy procesados y de comida preparada. Según un estudio de la Clínica Mayo, un 77 % de la ingesta de sal diaria del americano medio procede de alimentos procesados o comida preparada.
  • Los perritos calientes, las salchichas, el jamón y el fiambre suelen contener más sal que la carne magra fresca como el pollo o el pescado.
  • La mayoría de verduras en lata tienen un contenido en sal mucho mayor que las frescas, aunque también es posible encontrar opciones bajas en sodio.
  • Las comidas que se sirven en los restaurantes suelen llevar mucha sal. Cocinar en casa permite controlar cuánta sal se echa a la comida.
  • Puede sustituirse la sal por hierbas y especias para aportar sabor reduciendo la ingesta de sodio.
  • La mayoría de condimentos como el kétchup, la mostaza y los encurtidos llevan mucha sal, por lo que resulta muy útil eliminarlos.
  • Mucha gente no es consciente de cuánto sodio hay en alimentos muy populares. Algunos contienen casi la mitad de la cantidad recomendada en una dieta pobre en sodio, en una sola ración. Lista de alimentos con su cantidad aproximada de sodio por ración:

  • 1 hamburguesa grande con queso: 1220 mg
  • 1 taza de sopa de lata: 800 mg
  • 1 perrito caliente: 650 mg
  • 1 lata de refresco de 350 ml: 25 mg
  • 1/2 vaso de requesón: 425 mg
  • 1 cucharadita de salsa de soja: 800 mg
  • 1 burrito con frijoles: 920 mg
  • 1 galleta salada: 70 mg
  • 1 enchilada congelada: 680 mg
  • ¿Cómo es una comida normal?

    Una comida normal de una dieta pobre en sodio podría ser:

  • ensalada de espinacas con gajos de mandarina y almendras servida con un aliño bajo en grasas y sodio
  • pera
  • palitos de zanahoria
  • agua
  • ¿Qué opinan los expertos?

  • Los beneficios de las dietas pobres en sodio han quedado demostrados en muchos estudios y artículos científicos diferentes.
  • Las dietas pobres en sodio suelen aceptarse como parte de muchos programas que pretenden reducir los riesgos que suponen las enfermedades renales y las cardiopatías.
  • La mayoría de profesionales de la salud coinciden en que las dietas pobres en sodio no son necesarias únicamente para personas con cardiopatías o enfermedades renales, sino que también resultan saludables y beneficiosas para la mayoría de la gente.
  • Existe gran cantidad de investigaciones científicas que respalda la relación directa entre la ingesta de sal y la presión arterial. Reducir la ingesta de sal puede ayudar a reducir la presión arterial.
  • Para obtener más información, consulta las directrices de la Clínica Cleveland sobre las dietas pobres en sodio (en inglés).

    Gestión anuncios
    Gestión anuncios
    image beaconimage beaconimage beacon