Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dieta con alto contenido en proteínas

01/01/2015

¿Qué es?

La ingesta diaria recomendada (IDR) en el caso de las proteínas es de un 10–35 % de las calorías diarias, o unos 0,8 gramos por kilogramo de peso corporal de un adulto sano. En las dietas con un alto contenido en proteínas, este porcentaje suele ser de al menos un 35 %. También pueden basarse en la cantidad absoluta de proteína, normalmente en gramos al día. La proteína contiene aproximadamente 4 calorías por gramo. Las dietas de adelgazamiento con un alto contenido en proteínas son muy populares desde la década de 1960. Estas dietas también las emplean los culturistas y personas aquejadas de determinados problemas médicos.

¿Qué ventajas tiene?

  • Se deben obtener nueve aminoácidos esenciales de las proteínas dietéticas.
  • Con las dietas de adelgazamiento con un alto contenido en proteínas y bajas en calorías se pierde peso rápidamente al principio, aunque la mayor parte del peso perdido corresponde a agua. Una de las primeras dietas de este tipo que surgieron, la dieta Stillman, asegura que permite perder hasta 13,5 kilos en 28 días.
  • Los atletas de competición requieren muchas proteínas y energía, por lo que suelen seguir dietas con un alto contenido en proteínas y también en calorías para la formación de masa muscular.
  • Para recuperarse de diversas lesiones, enfermedades, intervenciones quirúrgicas o traumatismos debe aumentarse la proteína; sobre todo en el caso de problemas que aumentan la tasa metabólica y la disgregación del tejido.
  • De las dietas con un alto contenido en proteínas suele afirmarse que resultan beneficiosas para la salud. Por ejemplo, la dieta de la Zona asegura que puede mejorar el rendimiento físico y mental, prevenir las enfermedades cardiovasculares, mejorar el funcionamiento inmune, reducir los signos de envejecimiento y aumentar la longevidad.
  • ¿Cuáles son los riesgos y las precauciones que deben tomarse?

  • Las dietas de adelgazamiento con un alto contenido en proteínas suelen incluir pocos carbohidratos, por lo que resultan difíciles de seguir y pueden ser perjudiciales a largo plazo.
  • Normalmente se recupera el peso rápidamente una vez se abandona la dieta.
  • Al restringir tanto los carbohidratos, se limita la ingesta de vitaminas, minerales y fibra, por lo que se requieren suplementos vitamínicos y/o minerales.
  • Las dietas de adelgazamiento con un alto contenido en proteínas suelen contener altos niveles de grasas saturadas procedentes de la carne y los lácteos, lo que se asocia a un alto nivel de colesterol y a un mayor riesgo de enfermedades cardiacas.
  • Fuerzan a los riñones a un funcionamiento más intenso debido a la alta excreción de nitrógeno, lo que puede resultar perjudicial para las personas con una función renal deficiente.
  • Aumentan el nivel de calcio que excreta el riñón, lo que incrementa la pérdida de calcio óseo y el riesgo de cálculos renales.
  • Las personas que requieren un aporte extra de proteínas (adolescentes con un crecimiento muy rápido, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, culturistas, atletas de resistencia y algunos pacientes de cáncer) deberían aumentar la proteína dentro de una dieta equilibrada con supervisión médica que no restrinja otros nutrientes.
  • ¿Cómo funciona?

    Cuando se requieren más proteínas y calorías, la ingesta de proteínas suele aumentarse de 0,8 gramos por kilogramo de peso corporal hasta 1–2 gramos por kilogramo; incluso más, en el caso de los niños. Las dietas de adelgazamiento con un alto contenido en proteínas van desde un 35 % de calorías diarias (dieta Atkins) a un 64 % (dieta Stillman). Esto equivale a unos 2,2–4,4 gramos por kilogramo. Estas dietas restringen igualmente el número total de calorías, y lo hacen, normalmente, limitando los carbohidratos.

    La proteína animal es una proteína completa (es decir, aporta los nueve aminoácidos esenciales), por lo que tiene un mayor valor nutricional que la mayoría de proteínas vegetales. La quinua es uno de los pocos cereales que aportan proteína completa. A las alubias y a sus subproductos como el tofu (preparado a base de habas de soja), a los frutos secos y a los cereales como el trigo solo les faltan uno o dos aminoácidos esenciales. Las proteínas incompletas pueden combinarse para obtener comidas con proteínas completas como las alubias pintas con arroz o las tortillas de maíz.

    ¿Cómo es una comida normal?

    Un ejemplo de un desayuno con un alto contenido en proteínas y bajo en carbohidratos sería:

  • huevos (o claras de huevo) fritos, revueltos, cocidos o en tortilla
  • verduras bajas en carbohidratos y no almidonadas como la espinaca, los tomates, el aguacate y los pimientos morrones
  • beicon o salchichas
  • ¿Qué opinan los expertos?

    Aunque las dietas con un alto contenido en proteínas y calorías gozan de aceptación general en el caso de determinados problemas médicos, las dietas de adelgazamiento con un alto contenido en proteínas han recibido duras críticas. Las dietas con un alto contenido en proteínas que incluyen mucha grasa saturada y restringen demasiado los carbohidratos suelen considerarse desequilibradas e innecesarias. Una ingesta elevada de grasa saturada puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. La Asociación Americana del Corazón no recomienda las dietas con un alto contenido en proteínas para adelgazar; dado que suelen restringir alimentos sanos y no aportan la variedad suficiente para satisfacer los requisitos nutricionales de una dieta equilibrada. La Clínica Mayo, aunque no avala necesariamente las dietas con un alto contenido en proteínas, reconoce que seguramente no sean dañinas en el caso de personas sanas con una buena función renal; al menos a corto plazo (no más de seis meses). Hay muy poca evidencia científica que respalde la supuesta variedad de beneficios para la salud de las dietas con un alto contenido en proteínas.

    Si desea más información, visite la página informativa de la Asociación Americana del Corazón “ Dietas con un alto contenido en proteínas (en inglés)” y la página informativa de la Clínica Mayo “¿Son seguras las dietas con un alto contenido en proteínas como dietas de adelgazamiento?” (en inglés).

    Gestión anuncios
    Gestión anuncios
    image beaconimage beaconimage beacon