Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dieta de alimentos congelados

01/01/2015

¿Qué es?

Las dietas con alimentos congelados se basan en alimentos congelados y envasados en porciones normalizadas para perder peso y controlar el peso. La primera dieta con alimentos congelados se presentó en la revista Good Housekeeping en 1998. En 2005, la revista presentó una dieta basada en los alimentos congelados fruto de una investigación que consistía en perder peso con alimentos preparados en el microondas y, en consecuencia, con menos tiempo de preparación. Otras dietas a base de alimentos congelados incluyen un plan de comidas de nueve días del American Frozen Food Institute (AFFI) y comidas comerciales entregadas a domicilio.

¿Qué ventajas tiene?

  • Las dietas con alimentos congelados están diseñadas para ser equilibradas y bajas en calorías y grasas y, a la vez, aportar todas las vitaminas y los minerales necesarios.
  • Son fáciles de seguir porque los ingredientes y las porciones están predeterminadas.
  • Proporcionan alimentos variados.
  • Son cómodas y ahorran tiempo, especialmente para las personas a dieta que, de otro modo, deberían preparar una comida distinta para su familia.
  • Las comidas originales de Good Housekeeping se preparan en menos de 10 minutos y están diseñadas para perder peso a razón de unos 0,7 kilogramos a la semana, o 9 kilogramos en poco más de tres meses.
  • Las dietas comerciales a base de alimentos congelados afirman que se pueden perder 0,9–1,4 kilogramos a la semana.
  • Los alimentos congelados no se deterioran como los alimentos frescos.
  • La congelación inhibe el crecimiento de algunos patógenos y reduce el riesgo de contaminación.
  • Los alimentos congelados requieren menos visitas a la tienda de alimentación.
  • Existen dietas a base de alimentos congelados disponibles para personas con diabetes.
  • ¿Cuáles son los riesgos y las precauciones que deben tomarse?

  • Los alimentos congelados pueden ser muy caros, a pesar de que las frutas y las verduras congeladas pueden ser más económicas que las frescas.
  • La dieta requiere disponer de un espacio considerable en el congelador.
  • Las elecciones recomendadas pueden estar condicionadas por anunciantes o patrocinadores corporativos.
  • Al igual que otros alimentos procesados, los alimentos congelados, especialmente los alimentos para dieta, contienen distintos aditivos como el glutamato monosódico (MSG), aromas y proteínas vegetales hidrolizadas, que pueden ser perjudiciales en grandes cantidades.
  • Descongelar y volver a congelar alimentos congelados genera riesgos de contaminación.
  • El almacenamiento a largo plazo puede provocar quemaduras de congelación y la formación de cristales de hielo.
  • ¿Cómo funciona?

    La dieta Good Housekeeping más reciente se basa en un control estricto de las porciones y consiste en 28 comidas para preparar en el microondas y alimentos complementarios que siguen criterios nutricionales estrictos. Incluye bebidas sin calorías y un suplemento multivitamínico y mineral diario.

    Los planes de comidas diarias de AFFI son para dietas de 1600, 2200 y 2800 calorías. Un menú diario para una dieta de 1580 calorías consiste en 58 gramos de proteína, 38 gramos de fibra y 28 gramos de grasa. Todas las comidas incluyen por lo menos una ración de frutas o verduras congeladas.

    ¿Cómo es una comida normal?

    Un ejemplo de cena de la dieta Good Housekeeping más reciente es:

  • una comida congelada
  • dos tazas de ensalada verde con variedades alternantes y con media taza de verduras troceadas al vapor o crudas.
  • dos cucharadas de aderezo para ensaladas bajo en calorías (máximo 50 calorías) o una cucharadita de aceite de oliva mezclado con vinagre aromático
  • Una cena típica de AFFI es:

  • 110 gramos de filete de pescado empanado congelado (170 calorías o menos)
  • una taza de alcachofas congeladas hervidas, escurridas
  • una taza de coles de Bruselas congeladas hervidas, escurridas
  • una taza de puntas de espárragos congeladas hervidas, escurridas
  • dos tercios de taza de batata batida congelada
  • ¿Qué opinan los expertos?

    Muchos expertos argumentan que los alimentos frescos son superiores nutritivamente a los alimentos congelados. No obstante, en los 90, el Departamento de Alimentación y Fármacos de Estados Unidos declaró que las frutas y las verduras congeladas eran igual de nutritivas que las frescas.

    Un estudio de 2003 determinó que las mujeres que comían platos principales congelados para comer y cenar durante ocho semanas perdían una media de 5,4 kilogramos, frente a 3,6 kilogramos que perdían las mujeres que seguían una dieta equivalente con las calorías controladas en las que ellas mismas planeaban y preparaban las comidas. Los autores establecieron la hipótesis de que la diferencia se debía a las raciones normalizadas de las comidas congeladas.

    Para obtener más información, visita Good Housekeeping's “Frozen Food Guide.”

    Gestión anuncios
    Gestión anuncios
    image beaconimage beaconimage beacon