Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dieta de la gota

01/01/2015

¿Qué es?

Una dieta de la gota es un plan nutricional para ayudar a reducir la frecuencia y la gravedad de los ataques de gota, principalmente mediante el consumo de alimentos con bajo contenido de purines. La gota es una forma de artritis frecuente y dolorosa que afecta principalmente a hombres de más de 40 años. Se debe a la acumulación de cristales de ácido úrico en la sangre procedentes de la descomposición de los purines, unos componentes del ADN, y productos del metabolismo que también se encuentran en muchos alimentos, especialmente en la carne roja y el marisco. La investigación sugiere que las dietas vegetarianas con alto contenido en purines procedentes de vegetales y productos de la soja tienen menor probabilidad de provocar gota que las dietas que contienen carne y marisco.

¿Qué ventajas tiene?

  • Al reducir los niveles de ácido úrico en sangre, la gente con gota suele experimentar una reducción de la sensibilidad, hinchazón, enrojecimiento, calentamiento, dolor y la inflamación en las articulaciones afectadas.
  • Una dieta de la gota puede ayudar a evitar daños en las articulaciones y discapacidades.
  • Mejora la calidad de vida ya que contribuye a prevenir los ataques reiterados.
  • La gota no tratada se asocia a un aumento del riesgo de enfermedades renales y cardíacas.
  • Mediante la alimentación con menos carne, aves y marisco, y más productos lácteos bajos en grasas o sin grasas, los hombres pueden reducir el riesgo de gota en un 50 %.
  • ¿Cuáles son los riesgos y las precauciones que deben tomarse?

  • No existen precauciones ni riesgos conocidos asociados a una dieta para la gota. No obstante, solo se recomienda a las personas con gota o en riesgo de sufrir gota debido a su historial familiar.
  • Una dieta para la gota requiere desarrollar planes de comidas individualizados en colaboración con un médico o dietista, especialmente para las personas con enfermedades cardiovasculares, tensión arterial alta o diabetes.
  • Al eliminar la carne y el marisco se necesita obtener proteínas adecuadas de otras fuentes y puede ser necesario emplear suplementos vitamínicos, minerales y nutritivos de otro tipo, para incluir hierro, calcio, zinc, vitamina D, riboflavina, vitamina B12, vitamina A, yodo y ácidos grasos omega-3 y omega-6 derivados de fuentes distintas del pescado, como el aceite de linaza, el aceite de onagra y el aceite de borraja.
  • ¿Cómo funciona?

    Por lo general, definir una dieta para la gota requiere un proceso de prueba y error para determinar qué alimentos causan problemas y establecer los límites de seguridad individuales para dichos alimentos. En primer lugar, se eliminan los alimentos con alto contenido en purines y se reducen los alimentos con un contenido medio. Si esto es suficiente para eliminar los ataques de gota, se pueden volver a añadir más alimentos con contenido medio de purines o se pueden probar ocasionalmente alimentos con contenido elevado de purines.

    Las pautas generales incluyen:

  • limitar la carne y sustituir las proteínas por productos lácteos bajos en grasa o desnatados y productos de soja como las habas de soja o el tofu
  • tomar de seis a diez raciones diarias de pan, pasta, cereales y otros alimentos con almidón y cinco raciones diarias de frutas y verduras, para que los carbohidratos sumen alrededor del 50 % de las calorías totales con el fin de aumentar la excreción de ácido úrico
  • limitar las grasas al 30 % de las calorías totales
  • limitar la ingesta de colesterol diaria a 300 miligramos
  • mantener un peso corporal saludable
  • evitar el alcohol, especialmente la cerveza
  • mantenerse hidratado con entre ocho y diez vasos de 235 ml de fluidos (preferiblemente agua) al día
  • actividad física regular para perder o mantener el peso y mantener la salud general
  • Entre los alimentos con el mayor contenido de purines se encuentran:

  • sardinas
  • caballa
  • menudillos (como cerebro, riñones e hígado)
  • vieiras
  • mejillones
  • oca
  • caviar
  • extracto de levadura
  • Entre los alimentos con un alto contenido de purines que se pueden comer con moderación se encuentran:

  • cangrejo
  • langostinos
  • carne roja
  • carne de ave
  • trucha
  • alubias
  • lentejas
  • guisantes
  • espárragos
  • coliflor
  • champiñones
  • espinacas
  • germen de trigo
  • Entre los alimentos con un bajo contenido de purines que se pueden comer libremente se encuentran:

  • productos lácteos
  • frutos secos
  • huevos
  • pasta
  • pan y cereales no integrales
  • chocolate
  • grasas como la mantequilla, la margarina y los aceites para cocinar
  • ¿Cómo es una comida normal?

    Una cena típica de la dieta para la gota de la Clínica Mayo es:

  • 56–85 gramos de pollo asado o al horno
  • verduras al vapor
  • patata al horno con crema agria baja en grasas
  • ensalada verde con tomates y aliño bajo en grasas
  • fruta fresca como bayas o melón
  • bebida no alcohólica, como té o agua
  • ¿Qué opinan los expertos?

    Los expertos aceptan de forma generalizada la dieta baja en purines para personas con gota o un historial familiar de gota. Un estudio de 12 años realizado con casi 50 000 hombres determinó que comer menos carne, ave y marisco, y más productos lácteos con poca grasa o desnatados reducía el riesgo de desarrollar gota en un 50 %.

    Para obtener más información, visite las páginas de información proporcionadas por la Clínica Mayo (www.mayoclinic.org) y la American Academy of Family Physicians (www.aafp.org).

    Gestión anuncios
    Gestión anuncios
    image beaconimage beaconimage beacon