Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dieta del acné

01/01/2015

¿Qué es?

Las dietas del acné contienen recomendaciones para mejorar o eliminar el acné. El acné puede originarse por distintas causas: cambios hormonales, el uso (o no uso) de anticonceptivos orales, herencia, o determinados ingredientes de productos faciales entre otros. El dermatólogo Dean Goodless, en su libro de 2005 The Acne-Free Diet Plan (La dieta libre de acné), recomienda tratar el acné con una dieta baja en grasas y alto contenido en fibra. También aconseja evitar los productos lácteos, los productos derivados del cacahuete, los fritos, un consumo excesivo de sal y los alimentos ricos en carbohidratos o azúcares refinados.

¿Qué beneficios aporta?

Muchos componentes de la dieta del acné –como la limitación de los elementos procesados, el sodio y las grasas saturadas (presentes en los fritos), así como un mayor consumo de cereales integrales, verdura y fibra–, conforman las recomendaciones dietéticas generales y favorecen un buen estado de salud.

¿Qué riesgos plantea y qué precauciones deben tomarse?

  • Aunque conviene consultar con un médico o dietista antes de iniciar una nueva dieta o comenzar a tomar suplementos nutricionales, hay algunos riesgos asociados a la dieta del acné.
  • Ciertos alimentos, como las frutas y los productos lácteos bajos en grasa, proporcionan importantes nutrientes, como calcio y vitamina C. Limitar o eliminar grupos enteros de alimentos podría generar déficits vitamínicos o minerales.
  • Una limitación de los productos lácteos podría requerir suplementos de calcio.
  • Algunas dietas del acné recomiendan suplementos de cinc, lo que puede interferir en la absorción del cobre. Ingerir más 30 miligramos de cinc al día podría causar daños estomacales.
  • Aunque para tratar el acné se utilizan productos tópicos con vitamina A, un consumo excesivo de esta vitamina liposoluble podría resultar tóxico. El uso combinado de un suplemento de vitamina A con los medicamentos para el acné, que contienen retinol (una forma de vitamina A), pueden causar una acumulación peligrosa de vitamina A en el cuerpo. Las mujeres embarazadas, o que puedan estarlo, no deben tomar suplementos de vitamina A, ya que una cantidad excesiva podría causar defectos congénitos.
  • ¿Cómo funciona?

    El sebo es un aceite viscoso producido por las glándulas de la piel. Estas glándulas son estimuladas por las hormonas, que son más activas durante la pubertad, lo que genera un entorno ideal para las bacterias que causan el acné. La eliminación de ciertos alimentos y el aumento del consumo de determinadas vitaminas y minerales, pueden ayudar a reducir la cantidad de sebo y a prevenir la aparición de acné. Aunque comer alimentos grasos no produce una piel grasa, un nivel elevado de grasas en sangre puede afectar a la producción de hormonas, como la testosterona, y ese aumento de los niveles hormonales sí puede empeorar el acné.

    El azúcar blanco y otros carbohidratos refinados generan subidas del azúcar en sangre. Esto provoca que aumenten los niveles de insulina y que se acelere la producción de hormonas que favorecen el acné. Otros carbohidratos, como los cereales integrales, se digieren de forma más lenta, lo que produce una subida gradual del azúcar en sangre. El índice glucémico (IG) clasifica los carbohidratos y otros alimentos en una escala del 0 al 100 en función de sus efectos sobre el azúcar en sangre:

  • Los alimentos con un elevado índice glucémico –como el plan blanco, el arroz blanco, las patatas, los productos de maíz, los azúcares refinados y la cerveza–, pueden provocar bruscas subidas de azúcar en sangre y un aumento de la insulina.
  • Los alimentos con un bajo índice glucémico –como el centeno, los frutos secos, las legumbres, las hortalizas verdes, los albaricoques y las cerezas–, se descomponen más lentamente, lo que causa un aumento más gradual del azúcar en sangre y niveles de insulina más bajos.
  • Entre los alimentos con un IG moderado se encuentran los panes y pastas integrales, el arroz integral, las batatas, los guisantes, muchas de las frutas y el yogur.
  • Los alimentos con alto contenido en fibra suelen tener un IG más bajo.
  • Las grasas saludables, como el aceite de oliva, pueden ralentizar la digestión y evitar que el azúcar en sangre suba con demasiada rapidez.
  • ¿En qué consiste una comida típica?

    Estas son algunas de las recomendaciones:

  • consumir 20-30 gramos de fibra al día para limpiar el colon y eliminar las toxinas antes de que alcancen la piel
  • seguir una dieta baja en grasas para evitar niveles hormonales elevados
  • evitar los productos derivados de los cacahuetes
  • Dieta del acné © Dieta del acné Dieta del acné
  • evitar los fritos
  • limitar el consumo de sal, especialmente la sal de mesa o la sal yodada, ya que el acné se ha asociado con niveles elevados de yodo
  • evitar productos lácteos, como la leche, el queso y los helados
  • ¿Qué opinan los expertos?

    No hay consenso en el papel que juega la dieta para causar o prevenir el acné:

  • Muchos dermatólogos no creen que la dieta tenga un impacto significativo, aunque hay evidencias que confirman que ciertos alimentos afectan a la piel.
  • Algunos estudios han constatado que algunos grupos étnicos y comunidades con una incidencia de acné muy baja, tienen dietas basadas principalmente en plantas, bajos niveles de grasas y la ausencia casi total de azúcar.
  • Un estudio de más de 45.000 enfermeras puso de manifiesto que las mujeres que afirmaban consumir más productos lácteos también registraban un acné más severo; sin embargo, entre las mujeres que bebían al menos dos vasos de leche al día, solo el 8% experimentó niveles de acné más graves.
  • La evidencia más contundente proviene de los estudios que indican que el acné está asociado a niveles anormales de glucosa y a dietas con un alto contenido en carbohidratos o alimentos con un IG elevado.
  • Algunos estudios han concluido que los suplementos de cinc son casi tan efectivos como la tetraciclina para corregir el acné.
  • Para obtener más información, visite la Academia Americana de Dermatología en http://www.aad.org (en inglés).

    Gestión anuncios
    Gestión anuncios
    image beaconimage beaconimage beacon