Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dieta para diabéticos

01/01/2015

¿Qué es?

Las dietas para diabéticos son regímenes para controlar la glucosa en sangre de personas con diabetes o prediabetes.

¿Qué beneficios aporta?

  • Al mantener la glucosa en sangre en un rango sano, se reduce el riesgo de padecer complicaciones a largo plazo derivadas de la diabetes, como las enfermedades cardiovasculares, el fallo renal y los daños en los nervios.
  • La pérdida de peso o el mantenimiento de una dieta sana, en combinación con ejercicio regular, puede reducir o eliminar la necesidad de medicación en el caso de las personas con diabetes tipo 2.
  • La dieta puede prevenir o ralentizar la progresión de la prediabetes a diabetes tipo 2.
  • La dieta puede reducir la cantidad de insulina necesaria en el caso de las personas con diabetes insulinodependiente.
  • Esta dieta puede ayudar a perder peso y a mejorar la salud de las personas con diabetes o prediabetes.
  • ¿Qué riesgos plantea y qué precauciones deben tomarse?

    Una dieta para diabéticos es una dieta sana que no presenta riesgos especiales.

  • Antes de iniciar una dieta para diabéticos, los pacientes deben consultar con su médico, aprender a medir su nivel de glucosa en sangre varias veces al día y establecer objetivos para dichos niveles antes y después de las comidas.
  • Consultar a un dietista diplomado y asistir a clases de educación sobre la diabetes puede ayudar a los pacientes y a sus familias a comprender mejor la dieta.
  • Puede haber riesgos para la salud, tanto a corto como a largo plazo, si no sigue la dieta correctamente.
  • Los pacientes deberían poder reconocer los signos de hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en sangre) e hiperglucemia (lo contrario) y saber cómo actuar para corregir ambas situaciones rápidamente.
  • ¿Cómo funciona?

    La dieta para diabéticos proporciona un marco en el que se pueden elegir alimentos, tamaños de ración y horas más adecuadas para las comidas, de forma que se mantengan los niveles de glucosa en sangre de forma saludable. Lo mejor para que esta dieta funcione es combinarla con un plan de actividad física y un uso coherente de insulina u otros medicamentos para la diabetes.

    La Asociación Americana de Diabetes (ADA, American Diabetes Association) recomienda contar los carbohidratos, comenzando con 45–60 gramos cada comida. Los tamaños de las raciones pueden calcularse limitando los carbohidratos a una cuarta parte del plato. Otra cuarta parte será para las proteínas (carne o sustitutos de la carne) y la mitad restante para verduras no almidonadas. Es un planteamiento similar al de MyPlate, del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, que recomienda llenar la mitad del plato con fruta y verdura, un cuarto con carbohidratos y otro, con proteína.

    Las listas de intercambio son otra estrategia de dieta para diabéticos. Un dietista ayuda a determinar qué ingesta calórica diaria se persigue, basándose en la talla, la edad y el nivel de actividad física. Los alimentos se dividen en categorías y las cantidades permitidas de alimentos de una categoría determinada se denominan intercambios. Los intercambios dentro de cada categoría son del tamaño de una ración y suelen ser equivalentes en calorías. Esta podría ser, por ejemplo, una dieta diaria de 1.600–2 000 calorías:

  • ocho intercambios de almidón (carbohidratos): siendo cada uno de ellos una rebanada de pan, una patata pequeña, una tortilla mejicana pequeña o una mazorca de maíz pequeña
  • cuatro intercambios vegetales: siendo cada uno de ellos 1/2 vaso de judías verdes o zanahorias o una taza de ensalada
  • dos intercambios de fruta: siendo cada uno de ellos una manzana pequeña o 1/2 vaso de zumo de fruta
  • dos intercambios de leche
  • tres intercambios de grasa
  • 113-170 g de carne o sustitutos de la carne, como alubias o lentejas
  • Otros aspectos a destacar de la dieta para diabéticos:

  • se determina el número de comidas y la hora idónea para realizarlas, de forma que se controle el azúcar en sangre; por ejemplo, tres comidas y tres tentempiés al día, o pequeñas cantidades de comida con mayor frecuencia.
  • se incluyen alimentos con un menor índice glucémico (IG): carbohidratos complejos que se descomponen de manera más gradual, contribuyendo a un aumento más lento y constante de los niveles de glucosa en sangre
  • se incluyen alimentos con más fibra: si un alimento contiene más de 5 gramos de fibra por ración, se puede restar la mitad de los gramos totales de carbohidratos por ración
  • se incluyen cereales integrales, que tienen un menor IG y más fibra
  • uso moderado de endulzantes artificiales
  • 2-3 raciones de pescado graso a la semana o bien nueces, aceite de linaza o de colza debido a los ácidos grasos omega-3 que ayudan a prevenir las enfermedades cardíacas
  • consumo limitado de alcohol o refrescos
  • ¿En qué consiste una comida típica?

    Una cena dentro de una dieta de 1.200-1.600 calorías puede constar de:

  • Stroganoff de ternera
  • 1/2 taza de zanahorias
  • ensalada con 1,5 tazas de espinaca, 1/2 tomate, 1/4 de taza de pimiento morrón picado, 2 cucharaditas de aceite de oliva, 1,5 cucharaditas de vinagre de vino tinto
  • ¿Qué opinan los expertos?

    La dieta para diabéticos cuenta con la aceptación general de médicos, dietistas diplomados y la ADA para la mayoría de personas de más de tres años. Es muy similar a las recomendaciones nutricionales generales.

    Para más información, visita http://www.diabetes.org (en inglés).

    Gestión anuncios
    Gestión anuncios
    image beaconimage beaconimage beacon