Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dieta para enfermedad diverticular

01/01/2015

¿Qué es?

Una dieta para enfermedad diverticular aumenta el consumo de fibra dietética hasta los niveles recomendados para aliviar los síntomas de la diverticulosis (formación de pequeños saquitos o divertículos que salen hacia fuera a través de los puntos débiles del intestino grueso), y la diverticulitis (la infección de los divertículos). Se cree que la causa principal de la diverticulitis son las dietas bajas en fibras. La ingesta de fibra diaria recomendada es de 20–35 gramos. Las dietas vegetarianas suelen incluir el doble de fibra que las no vegetarianas.

¿Qué ventajas tiene?

  • La fibra ablanda las heces y reduce la presión en el colon, con lo cual las heces circulan más fácilmente. Las heces duras y el estreñimiento provocan tensiones musculares y presión que se consideran la causa principal de la debilitación que da lugar a los divertículos.
  • La fibra puede reducir los síntomas de la enfermedad diverticular.
  • La fibra soluble y viscosa se ablanda en forma de gel en el tracto digestivo y ralentiza la digestión, lo cual mejora la absorción de nutrientes y parece mejorar también el nivel de azúcar y de insulina en sangre; ya que ralentiza la liberación de la glucosa.
  • La fibra viscosa, se combina con el colesterol y contribuye a eliminarlo del cuerpo.
  • Las fibras fermentables promueven el crecimiento de bacterias beneficiosas en el colon que metabolizan la fibra en ácidos grasos de cadena corta que el cuerpo puede absorber y utilizar.
  • La fibra insoluble o alimentaria aumenta el volumen de las heces, estimula la contracción del colon y promueve las deposiciones regulares.
  • La fibra puede promover la pérdida de peso y puede ayudar a prevenir o tratar afecciones como el colesterol elevado, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, el ictus y algunos tipos de cáncer.
  • Las dietas altas en fibra suelen incluir grandes cantidades de fruta, verdura y cereales integrales, alimentos que presentan una gran variedad de beneficios para la salud.
  • ¿Cuáles son los riesgos y las precauciones que deben tomarse?

  • La fibra se debe añadir a la dieta gradualmente, unos pocos gramos cada vez, con el fin de ayudar al tracto intestinal a adaptarse y prevenir los calambres, los gases, la hinchazón y la diarrea o el estreñimiento.
  • Las fibras que pueden provocar síntomas gastrointestinales son, entre otras, el psyllium, la goma guar, las inulinas, la oligofructosa, la polidextrosa y el almidón resistente.
  • Más de 50 gramos de fibra al día pueden conllevar problemas digestivos agudos y obstrucciones.
  • Un exceso de fibra (sobre todo si se trata de suplementos que se toman con las comidas) puede reducir la absorción de vitaminas, minerales, proteínas, calorías y medicaciones. Por lo general, las medicaciones deben tomarse como mínimo una hora antes, o dos después, de los suplementos de fibra.
  • Un exceso de fibra puede provocar problemas de desequilibrio de fluidos y dar lugar a deshidratación. Es necesario tomar los suplementos con por lo menos 235 ml de agua y la ingesta de agua total debería ser por lo menos de 1,8 litros al día.
  • Un exceso de alimentos altos en fibra puede hacer que los niños se llenen rápidamente, reduciéndose el apetito y no permitiendo que accedan a los nutrientes necesarios.
  • Las personas mayores y aquellas que se hayan sometido a cirugía gastrointestinal deben ir con cuidado al aumentar la ingesta de fibra.
  • Las personas con diabetes no deberían aumentar la fibra no viscosa, como el salvado de trigo, sin aumentar simultáneamente la fibra viscosa.
  • Las personas con alergias al marisco deben evitar los suplementos con quitina y chitosán.
  • Algunas enfermedades, como las adherencias intestinales, requieren dietas bajas en fibra.
  • La fibra puede agravar los síntomas de la colitis y la enfermedad de Crohn.
  • ¿Cómo funciona?

    Con frecuencia, las dietas para la enfermedad diverticular se personalizan mediante prueba y error. Los casos graves pueden requerir una dieta líquida. La ingesta de fibra se puede aumentar mediante fibra alimentaria de alimentos vegetales o fibra “funcional”, la cual se extrae o sintetiza y se añade a alimentos o suplementos. Algunas formas sencillas de aumentar la fibra dietética son:

  • Tomar 2 tazas de fruta y 2,5 tazas de verduras al día.
  • Comer verduras con cada comida.
  • Tomar fruta como postre.
  • Comer legumbres por lo menos una vez a la semana.
  • Añadir salvado de trigo a las comidas.
  • Sustituir el pan blanco por pan integral, salvado, cereales multigrano o copos de avena.
  • Sustituir el arroz blanco por arroz integral.
  • Utilizar fruta fresca o seca o crackers integrales como tentempié.
  • Sustituir los tentempiés a base de alimentos procesados por palomitas de maíz.
  • Consultar el contenido de fibra en las etiquetas de los alimentos.
  • Las fibras solubles son carbohidratos. Los tipos de fibras solubles incluyen:

  • Los betaglucanos son polímeros de glucosa viscosos y fáciles de fermentar, presentes en avena, cebada, setas, levaduras y algas.
  • Las inulinas y los oligofructanos son polímeros fermentables presentes en las cebollas, el ajo, las alcachofas y el haba de soja.
  • Los mucílagos incluyen el psilium y las fibras de las leguminosas.
  • Las gomas son fibras fermentables presentes en semillas, copos de avena, cebada y legumbres.
  • Algunas pectinas de las frutas son polisacáridos viscosos y fermentables.
  • Los almidones resistentes o dextrinas se encuentran en las legumbres enteras, las patatas, las bananas y los plátanos macho.
  • Entre las fibras insolubles, no viscosas, se encuentran la celulosa, algunas hemicelulosas y la lignina. Las fibras insolubles se encuentran en:

  • granos enteros
  • salvado de trigo
  • judías secas
  • frutos secos
  • semillas
  • frutas y verduras con pieles o semillas comestibles
  • algunas pectinas
  • Las fibras funcionales que se añaden a los alimentos o suplementos son, entre otras:

  • betaglucanos
  • pectinas
  • goma guar como espesante
  • psilium en algunos cereales
  • inulinas y oligofructosa para sustituir grasas y azúcares, respectivamente, en alimentos procesados
  • polidextrosa y polioles o polisacáridos sintéticos como agentes espesantes y sustitutos del azúcar en alimentos procesados
  • almidón resistente
  • quitina y chitosán de las conchas
  • celulosa
  • suplementos con 2–3,5 gramos de fibra por cucharadita mezclados con 235 ml de agua
  • ¿Cómo es una comida normal?

    Un ejemplo de un desayuno rico en fibra sería:

  • gachas de mijo, avena o arroz integral, o cereales integrales con leche
  • pan integral tostado
  • fruta
  • ¿Qué opinan los expertos?

    El nivel adecuado de ingesta diaria de fibra total es de 14 gramos por cada 1000 calorías. Es ampliamente aceptado que una falta de fibra y volumen es la principal causa de la enfermedad diverticular y una dieta con un contenido elevado de fibras es la mejor solución. Los alimentos, no los suplementos, son la fuente de fibra preferida. Por lo general, un aumento gradual de la fibra soluble mejora el funcionamiento del intestino grueso. No existe ninguna evidencia que indique que se deban eliminar alimentos específicos.

    Para obtener más información, visite la página web de la National Digestive Diseases Information Clearinghouse sobre enfermedad diverticular en http://digestive.niddk.nih.gov/spanish/pubs/diverticular_ez/ (en castellano).

    Gestión anuncios
    Gestión anuncios
    image beaconimage beaconimage beacon