Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dietas de eliminación

01/01/2015

¿Qué es?

Las dietas de eliminación son dietas en las que las personas dejan de comer determinados alimentos durante un período de tiempo. Las dietas de eliminación son la primera fase de una técnica de diagnóstico para determinar si ciertos alimentos causan reacciones alérgicas u otros síntomas no deseados. Durante esta fase, se prepara al paciente para la segunda parte del proceso de diagnóstico, el desafío alimentario, y se limpia el cuerpo de todos los posibles alimentos que pueden estar causando los síntomas. Durante la fase del desafío, el paciente toma los alimentos sospechosos y espera a ver si reaparecen los síntomas. La eliminación y el desafío ayudan a los profesionales sanitarios a determinar exactamente qué alimentos están causando reacciones adversas para que los pacientes puedan excluirlos de sus dietas.

¿Qué beneficios aporta?

Para las personas cuyos síntomas interfieren en su vida diaria, representa un gran beneficio poder saber con exactitud qué alimentos están causando los síntomas y, así, poder eliminarlos de su dieta.

¿Qué riesgos plantea y qué precauciones deben tomarse?

  • Siempre que vaya a seguirse un régimen de eliminación total, es necesario acudir primero a un médico o profesional cualificado.
  • Las personas con sensibilidad moderada o grave necesitan ayuda profesional para eliminar fuentes del alimento sospechoso que no resultan obvias.
  • Las personas que autodiagnostican sus síntomas como intolerancias alimentarias, utilizando dietas de eliminación sin la supervisión de personal médico, pueden estar pasando por alto síntomas más graves y enfermedades progresivas, como la enfermedad celíaca, la enfermedad de Crohn, la enfermedad de flujo gastroesofágico, el síndrome de intestino irritable y otros problemas de salud que requieren tratamiento médico.
  • Cualquier persona que sospeche que tiene una alergia alimentaria moderada o grave debe asistir al médico.
  • Las dietas de eliminación solo deben seguirse durante un breve período de tiempo para evitar déficits vitamínicos y minerales.
  • Los retos alimentarios deben realizarse en un centro de salud por si se produjeran reacciones adversas.
  • Las personas con síntomas menos graves pueden considerar el proceso de eliminación y desafío demasiado costoso e incómodo como para que les merezca la pena.
  • Para que la dieta de eliminación sea útil, el paciente debe seguirla de forma estricta. De lo contrario, los resultados no serán válidos.
  • Las dietas de eliminación no están diseñadas para perder peso.
  • ¿Cómo funciona?

  • Las verdaderas dietas de eliminación son muy rigurosas y deben ponerse en práctica bajo la supervisión de un médico, normalmente en colaboración con un dietista cualificado.
  • Fase de eliminación

    Durante dos o tres semanas, el paciente no podrá comer ninguno de los siguientes alimentos, de acuerdo con el Instituto de Medicina Funcional (el médico puede modificar la lista):

    • cereales: trigo, maíz, avena, cebada, centeno; los cereales permitidos son el arroz integral, la quinua, el alforfón, el mijo y el amaranto
    • proteínas: cerdo, vaca, ternera, fiambre, salchichas, huevos y marisco
    • fruta: uvas y cítricos (naranjas, limones, limas y pomelos)
    • productos lácteos: leche, queso, crema, yogur, helado
    • legumbres, frutos secos y semillas: cacahuetes, pistachos, soja
    • verdura: champiñones, maíz, patata, tomate, pepino y algunas especias
    • edulcorantes y condimentos: azúcar blanca y azúcar morena, sirope de arce, jarabe de maíz, miel, sucanat
    • grasas: mantequilla, margarina, manteca, mayonesa, aliños para ensalada, aceites procesados (como el aceite de oliva)
    • bebidas: alcohol, bebidas con cafeína, refrescos
    • todos los medicamentos que contienen aspirina (ácido acetilsalicílico)
    • colorantes alimenticios

    Fase del desafío

    • Después de varias semanas con la restricción de alimentos, se introduce un nuevo alimento en cantidades mayores de lo habitual.
    • El nuevo alimento se toma durante tres días seguidos.
    • Si no reaparecen los síntomas, el paciente sigue consumiendo ese alimento en cantidades normales e incorpora otro alimento del desafío.
    • Si los síntomas reaparecen, el consumo de este alimento se detiene inmediatamente y no se introduce ningún otro hasta que desaparecen los síntomas.
    • Durante este tiempo, el paciente debe escribir en un diario todo lo que come y los síntomas, ya sean físicos o emocionales.
    • Se pueden tardar dos o tres meses en probar todos los alimentos del reto.

    ¿En qué consiste una comida típica?

    Una comida de la fase de eliminación podría ser:

  • Pechuga de pollo a la plancha
  • Ensalada de quinua templada con pimiento rojo y cebolla
  • Palitos de zanahoria
  • Leche de arroz o agua
  • ¿Qué opinan los expertos?

  • La comunidad médica acepta las dietas de eliminación como mecanismo estándar para diagnosticar las sensibilidades alimentarias.
  • Las dietas de eliminación oficiales son bastante restrictivas, tardan mucho tiempo en seguirse y deben estar supervisadas por personal sanitario.
  • Hay muchas dietas de eliminación “caseras” en Internet. Aunque las personas que creen que padecen una intolerancia alimentaria siguen a menudo estas dietas, no están aceptadas por los profesionales sanitarios como un mecanismo de diagnóstico preciso y pueden causar déficits vitamínicos y minerales en muy poco tiempo.
  • Para obtener más información, la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin ha redactado un documento para los pacientes sobre la dieta de eliminación (en inglés).

    Gestión anuncios
    Gestión anuncios
    image beaconimage beaconimage beacon