Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Diez hallazgos de 2013 para mejorar nuestra salud cardiovascular

25/06/2014 R. I.
Diez hallazgos de 2013 para mejorar nuestra salud cardiovascular © ABC Diez hallazgos de 2013 para mejorar nuestra salud cardiovascular

Las controvertidas nuevas directrices para el control del colesterol y de la presión arterial, la importancia de la rehabilitación cardiaca o la relación entre las bacterias digestivas y el riesgo de enfermedad cardiaca son algunos de los hitos cardiovasculares de 2013 para la American Heart Association y la American Stroke Association.

Diez hallazgos de 2013 para mejorar nuestra salud cardiovascular

1. Nuevas guías para el control del colesterol, obesidad y hábitos de estilo más saludables.

En noviembre, la Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americano de Cardiología publicó su nuevas guías para la prevención de la enfermedad cardio y cerebrovascular. Las directrices, muy controvertidas, se basaban en 4 pilares: control de la obesidad, el colesterol, y el uso de tablas de evaluación del riesgo y el estilo de vida para prevenir el mayor número posible de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Las recomendaciones incidían en el control del colesterol, y señalaban que para iniciar el tratamiento con estatinas -medicamentos para el control del colesterol- no hay que centrarse únicamente en los niveles de colesterol, sino en otros factores de riesgo, como la obesidad, el sedentarismo o la diabetes. Algunos expertos advirtieron que ello supondrían tratar a millones de personas con estatinas que ahora no están medicadas. Asimismo, subrayaban que la obesidad es por sí misma una enfermedad, y no solo una consecuencia de los hábitos de vida, por lo que demandaban un abordaje integral de la misma.

2. Control de la hipertensión arterial

Aunque existen tratamientos eficaces para controlar la hipertensión, el problema con esta enfermedad es que muchos hipertensos desconocen su estado y que, además, muchos de los que sí lo saben, no logran un control adecuado de la misma. Un estudio publicado en 2013 demostró que un programa basado en cambios de estilo de vida, un mejor seguimiento de la información administrada a los pacientes, unas pautas terapéuticas más simplificadas, así como facilitar el acceso a los pacientes a las mediciones de su tensión arterial lograba un mejor y mayor control de la enfermedad.

3. Las secuelas cerebrales y de una infancia con una mala salud cardiovascular

Dos estudios analizaron los efectos de la salud cardiovascular durante la infancia y la juventud sobre el cerebro y constataron que aquellos que tienen una buena salud cardiovascular –dieta saludable, no fumar, hacer ejercicio, control de la presión arterial y colesterol, no tener sobrepeso, etc.- durante estas etapas tienen una mejor función cerebral y cognitiva de adultos.

4. Los grandes beneficios de la rehabilitación cardiaca

Distintos estudios publicados en 2013 constataron los beneficios de la rehabilitación cardiaca tras un evento cardiovascular o una hospitalización por causas vasculares. A pesar de que se sabe que la rehabilitación redujo significativamente la tasa de mortalidad después de la cirugía de bypass del corazón, pocos pacientes participan en estros programas de rehabilitación cardiaca. Los estudios constataron que los hospitales que promueven la rehabilitación cardiaca entre sus pacientes obtienen mejores resultados. De hecho, la tasa de mortalidad a 10 años para las personas que participaron en programas de rehabilitación cardiaca después de la cirugía de bypass del corazón es de 50 por ciento más baja que para aquellas que no lo hicieron.

5. Cardiopatías congénitas, cada vez menos desconocidas

Dos nuevos estudios publicados en 2013 han aumentado considerablemente la comprensión de la genética de la enfermedad cardíaca congénita. Uno de ellos identificó 400 genes potencialmente responsables de la enfermedad cardíaca congénita, y vio que el 10 por ciento de las mutaciones que conducen a la enfermedad cardíaca congénita grave son nuevas y no se transmiten de los padres. Otro trabajo mostró por primera vez que las mutaciones dentro de una vía genética que regula el desarrollo temprano pueden ser responsables de la enfermedad cardíaca congénita, y que también pueden tener un vínculo con el autismo.

6. Nuestros enemigos intestinales

Un área emergente en nutrición es el estudio de las bacterias de nuestro sistema digestivo y cómo afectan a nuestro riesgo de padecer enfermedades del corazón. En 2013 se publicó que las bacterias intestinales en el sistema digestivo pueden ser responsables de que las carnes rojas aumenten dos sustancias químicas asociadas con la enfermedad cardiaca, la L-carnitina (un nutriente que se puede medir en la sangre ) y una sustancia llamada trimetilamina-N-óxido o TMAO, producido por las bacterias en el tracto digestivo a partir de L -carnitina, y vinculado a los principales eventos cardíacos. Se estudiaron a un grupo de voluntarios vegano, vegetarianos y omnívoros y se observó que los veganos y los tenían menos L -carnitina en la sangre que los omnívoros y, cuando veganos y vegetarianos consumieron carnes rojas, su sistema digestivo produjo menos TMAO que los omnívoros.

7. Fibrilación auricular y función cognitiva

La fibrilación auricular, un ritmo cardíaco irregular que puede conducir a la formación de trombos de sangre, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca y otras complicaciones relacionadas con el corazón, también puede afectar la función cognitiva.

8. Hipotermia terapéutica

La hipotermia terapéutica parece mejorar la supervivencia y la función cerebral en personas que han sufrido un paro cardíaco. Dos estudios publicados en 2013 presentaron nuevas vías para lograr la hipotermia terapéutica, un procedimiento controvertido basado en la reducción de la temperatura corporal por debajo de lo normal. Un tercer trabajo recomendó que, después de enfriamiento y recalentamiento del paciente, esperar 48-72 horas antes de retirar el soporte vital, ya que los pacientes aún pueden sobrevivir con buena función cerebral después de 72 horas. Antes de utilizar la hipotermia terapéutica, la mayoría de los pacientes se son sometidos a un coma inducido, como han hecho los médicos con el piloto de Fórmula 1 Michael Schumacher.

9. Tratamiento endovascular para el ictus

Varios estudios evaluaron el uso del tratamiento endovascular de los accidentes cerebrovasculares causados por el bloqueo de los vasos sanguíneos.

10. La niacina no reduce los riesgos cardiacos, y puede ser perjudicial

En 2013, el estudio más grande realizado con la niacina, también conocida como vitamina B3, no beneficia a las personas con riesgo de enfermedad cardiaca o de derrame cerebral, y que incluso puede ser perjudicial.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon