Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ejercicio físico, la mejor medicina

25/06/2014 Mujerhoy.com
© MujerHoy

Un equipo de investigadores del Centro de Excelencia de Investigación en Actividad Física y Deporte de la Universidad Europea de Madrid, liderado por el Catedrático de Fisiología del Ejercicio Alejandro Lucía, ha llevado a cabo una revisión científica que revela que la práctica de ejercicio regular, además de beneficios a nivel preventivo, funciona como tratamiento en pacientes con enfermedades cardiovasculares, equiparando su efecto incluso al del tratamiento con fármacos.

Mientras que las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de muerte en el mundo, los seres humanos continúan reduciendo la práctica de ejercicio. En la actualidad, 1 de cada 3 adultos en el mundo prácticamente no realiza actividad física, siendo una tendencia que se adquiere, cada vez más, a edades tempranas y que por tanto supone un empeoramiento del estado general de salud.

Una pareja madura practica ejercicio en una playa

Alejandro Lucía indica que según la evidencia analizada “la realización de actividad física regular tiene como principal resultado lograr una buena aptitud cardiorrespiratoria, lo cual reduce el riesgo de desarrollar eventos cardiovasculares y por tanto de la mortalidad. Además recientes estudios muestran que el riesgo de mortalidad entre los supervivientes de cáncer colorectal es mucho menor si se practican ejercicios regularmente que si se pasa más tiempo sentados”. Y añade que “la práctica de actividad física en la población general está asociada a una vida más longeva”.

Carmen Fiuza-Luces, investigadora de la Universidad Europea y miembro del equipo de estudio, afirma que “a esto se suma que la práctica regular de actividad física aporta mayores beneficios que los suplementos nutricionales de ácidos grasos poliinsaturados de omega 3. También mejora la función endotelial, un buen dato a considerar teniendo en cuenta que el mal funcionamiento del endotelio es un factor de riesgo cardiovascular”.

Sin duda una buena noticia, que ayuda a completar otra que afirma que el ejercicio, aún después de los 60 años y sin haber practicado apenas nada antes, es bueno para nuestra salud futura.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon