Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ejercicios para evitar el dolor de cuello

25/06/2014 Mujerhoy.com - Maribel Paniagua
Mujer tocándose el cuello © MujerHoy Mujer tocándose el cuello

Mujer tocándose el cuello

Encorvarse sobre un escritorio, tener una mala postura para ver la televisión o leer, colocar el monitor del ordenador demasiado alto o demasiado bajo, dormir en una posición incómoda son algunas de las causa por las que nuestro

cuello se carga en exceso.

Si sueles sufrir este tipo de problemas en fundamental que cuides al máximo esta zona tan delicada. Por eso, te ofrecemos una serie de ejercicios para fortalecer los músculos del cuello, el trapecio, los hombros y la espalda.

Antes de empezar, debes saber que siempre partiremos de esta postura para hacer cada uno de los ejercicios: encoge los hombros hacía arriba, llévalos hacia atrás y bájalos (notarás como las escápulas se conectan y nuestra espalda estará perfectamente alineada).

- Encoge los hombros como si quisieras tocar tus orejas con ellos, permanece así unos segundos y luego relájalos. Repítelo tantas veces como quieras.

- Empuja tus hombros hacia atrás, como si quisieras hacer que tus dos escápulas se tocaran y vuelve a su posición normal. También puedes rotar los hombros hacia atrás (como si remaras).

- Con la ayuda de una tolla, colócala por detrás de la cabeza, tira de la tolla adelante y la cabeza hacia atrás. Después, en un lateral y repite lo mismo de izquierda y derecha.

- Tumbada boca abajo, eleva ligeramente la zona pectoral y llevas los brazos hacia atrás, mientras gira el cuello de lateral y elévalos brazos.

- Haz estiramientos de cuello: mueve la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro, luego inclina tu cabeza como si quisieras tocar tu hombro con tu oreja.

- De pie, estira tus brazos hacia arriba haciendo que la punta de tus dedos se toque entre ellas. Estira las palmas como si con ellas quisieras tocar el techo, luego relaja los brazos.

- Empuja tu barbilla hacia atrás y un poco hacia abajo para relajar los músculos de los lados del cuello.

Realiza estos sencillos ejercicios a diario y notarás mejoría. Para relajar y aliviar los dolores puedes aplicar calor en la zona cervical y masajes con alguna crema . Si las molestias persisten, no dudes en acudir a un fisioterapeuta para que te trate estos problemas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon