Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El deporte es beneficioso también después de los 60 años: 10 consejos para estar en forma en la jubilación

25/06/2014 Mujerhoy.com
Mujer mayor, rutina antiedad © MujerHoy Mujer mayor, rutina antiedad

Mujer mayor, rutina antiedad

La tendencia presente y futura es que las poblaciones de los países occidentales son cada vez más mayores. Pero la vejez no tiene por qué ser ese rincón oscuro al que el tiempo nos va desplazando... ¿Por qué no ver la frontera de los 60 como una oportunidad en vez de como un castigo?

Si bien es cierto que la gente mayor suele tener más problemas de espalda, artrosis, desgaste, rigidez, y más posibilidades de tener enfermedades del corazón, derrames cerebrales, diabetes o depresión, también es verdad que las personas que nunca habían hecho ejercicio y que empiezan a partir de los 60 años, pueden disfrutar de grandes beneficios y evitar enfermedades e incluso la demencia.

Según Ata Pouramini, uno de los quiroprácticos más reconocidos del mundo; “es bueno hacer deporte desde que la juventud, pero ahora es evidente que hay beneficios incluso para la gente que empieza a partir de los 60 años”.

ESTUDIOS OPTIMISTAS

Un estudio publicado en el British Journal of Sports controló a 3.500 personas sanas en edad de jubilación. Las conclusiones son muy interesantes:

- Los que empezaron a hacer ejercicio tenían tres veces más posibilidades de mantenerse sanos durante los próximos ocho años que sus compañeros sedentarios.

- El ejercicio redujo el riesgo de sufrir depresión, diabetes, alzheimer, derrames cerebrales y enfermedades del corazón.

- Los que empezaron a hacer ejercicio después de los 60 tenían menos problemas con actividades cotidianas como limpiarse y vestirse.

- Después de ocho años, un 20% de los participantes se definieron como sanos: no sufrían ningún tipo de enfermedad crónica mental o física.

- Los que tenían una actividad física moderada o fuerte por lo menos una vez por semana tenían hasta cuatro veces más posibilidades de estar más sanos que los ancianos inactivos.

Según Ata Pouramini no aconseja a sus “pacientes que tienen que apuntarse a un gimnasio o a clases de natación, sólo que tienen que moverse todos los días”.

Algunos consejos:

1. Baja del autobús dos o tres paradas antes de tu destino: es una buena excusa para andar.

2. Cultiva un mini jardín o mini huerto con compañeros.

3. Anda 45 minutos todos los días.

4. Sube las escaleras y baja con ascensor.

5. Procura socializar con la gente más joven y deportista: ellos te animarán y te ayudarán.

6. Haz una rutina de estiramientos sencillos después de levantarte y antes de acostarte.

7. Búscate un quiropráctico licenciado para ayudarte a mejorar tu postura y la flexibilidad de tu columna.

8. Las clases de baile son una forma muy buena de hacer ejercicio y de divertirse.

9. Evita deportes que tengan peligro de caída como montar en bici.

10. El calzado es fundamental: asesórate para llevar unas buenas zapatillas de deporte.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon