Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El fraude de los tratamientos alternativos de la migraña

25/06/2014 N. RAMÍREZ DE CASTRO
El fraude de los tratamientos alternativos de la migraña © ABC El fraude de los tratamientos alternativos de la migraña

El fraude de los tratamientos alternativos de la migraña

Olvide todo lo que ha oído o le han recomendado para luchar contra el dolor de cabeza. Si usted sufre migrañas seguro que ha probado algún tratamiento alternativo para no depender de los medicamentos. Desde hipnosis a técnicas de relajación, pasando por productos homeopáticos, acupuntura o suplementos alimenticios. Puede que alguna de estas terapias le hayan funcionado en algún momento. Pero algunas de ellas o son un fraude o solo ejercen un efecto placebo. Lo dice la Sociedad Española de Neurología (SEN) que, alarmada por la cantidad de anuncios sobre tratamientos alternativos, ha optado por hacer una revisión exhaustiva de todos los estudios realizados. Su objetivo era aclarar dudas y evaluar su seguridad y eficacia. Este es su veredicto:

Productos homeopáticos, como beber agua

«No ha demostrado ninguna eficacia. Ni en el tratamiento del dolor de cabeza ni en casi ninguna dolencia. Lo mejor que podemos decir es que es inocuo, como beberse un vaso de agua», asegura Francisco José Molina, neurólogo y vocal del grupo de estudios de cefalea de la SEN. Los pretendidos efectos beneficiosos que experimentan algunos pacientes y los resultados positivos alcanzados en algunos estudios solo se pueden explicar por el efecto placebo o por otras medidas que el paciente haya puesto en marcha para luchar contra el dolor de cabeza como la dieta, el ejercicio o las técnicas de relajación, explica.

El diccionario de la RAE define el placebo como el efecto que tiene una sustancia «que, careciendo por sí misma de acción terapéutica, produce algún efecto curativo en el enfermo, si este la recibe convencido de que esa sustancia posee realmente tal acción». Y este efecto está bastante demostrado en el tratamiento de las cefaleas y otras enfermedades que cursan con dolor. «Las vías del sistema nervioso central implicadas en el dolor tienen también conexiones muy estrechas con áreas del cerebro que dependen de las emociones y el estado afectivo. Muchos de estos pacientes acaban desarrollando cuadros de depresión por su sufrimiento. Quieren creer en estrategias que mitiguen su dolor y lo consiguen, aunque el efecto es temporal», señala el neurólogo. Los estudios realizados muestran que el efecto placebo puede ser superior al 30 por ciento durante tres meses.

Terapias herbales: tóxicas

Solo hay estudios de dos productos herbales: la petasina («Petasites hybridus») y el partenólido. El primero sí ha demostrado que tiene un efecto preventivo para las personas que sufren migrañas puntuales (episódicas, en el argot médico). Sin embargo, contiene una sustancia (pirrolizidina) que puede ser cancerígena y tóxica para el hígado. En cuanto al partenólido, ninguna investigación ha confirmado la eficacia ni la dosis adecuada para su utilización. La Sociedad Española de Neurología concluye que en España no se dispone de preparados herbales fiables para el tratamiento de la migraña.

Alimentos prohibidos: ¿chocolate?, ¿queso?

No es un fraude, pero es una creencia bastante extendida. ¿Quién no conoce a alguien que haya dejado de comer chocolate para evitar una jaqueca? Muchos migrañosos tienen identificado un alimento que es capaz de desencadenarles una crisis de migraña, o eso creen. El chocolate, el queso curado, los cítricos y los alimentos procesados como las sopas de sobre o las salchichas están entre las comidas penalizadas para los que sufren cefaleas. «Es un hecho sobradamente conocido, sin embargo, pensamos que la relación entre migraña y alimentación está sobreestimada pues solo les sucede al 10 por ciento de los pacientes. Por eso, los neurólogos no aconsejamos dietas especiales ni restrictivas», señala Francisco José Molina. En su experiencia clínica afectan más en la aparición de la crisis otros aspectos dietéticos como el saltarse alguna comida y ayunar o no beber suficiente agua para hidratarse.

Otro especialista de la SEN, Jesús Porta-Etessam, advierte que suprimir ciertos alimentos puede ser incluso peligroso al generar déficits de vitaminas y oligoelementos, «siendo una práctica altamente desaconsejable durante el embarazo».

Vitaminas: eficacia limitada de la B2

Los suplementos farmacológicos con vitamina B2 (riboflavina) y el magnesio pueden ser eficaces, pero al igual que las terapias herbales solo en las migrañas puntuales, aquellas que no son crónicas. Además, apuntan desde la Sociedad Española de Neurología, los beneficios son menores que los fármacos antimigrañosos habituales y las dosis deberían ser tan elevadas que no hay presentaciones comerciales que lo tengan. La única opción es conseguir una preparación magistral en la farmacia para obtener la dosis efectiva.

La enzima DAO: sin evidencia científica

Esta sociedad científica descarta tajantemente que los suplementos con una enzima denominada DAO puedan ser útiles. La enzima DAO saltó hace un año a los medios de comunicación después de que se presentara en un congreso farmacéutico como la alternativa a los medicamentos habituales. Entonces se dijo que se trataba de una «primicia mundial» el hallazgo de una nueva forma de tratar las cefaleas en personas con un déficit en esta enzima. Lo cierto es que hoy no hay ninguna evidencia de la eficacia de este tratamiento que se comercializó con atajos. No como medicamento, sino como suplemento alimenticio. Los neurólogos insisten en que la migraña es una enfermedad coral, con numerosos factores implicados. Y aclaran que la presentación de un estudio en un congreso, ya sea nacional o internacional, no conlleva que sea científicamente relevante. Solo que el congreso abre sus puertas para que la investigación se presente y discuta en su foro.

Relajación, muy útil si hay estrés

Sí resultan útiles la medicina conductual, las terapias de relajación y el biofeedback (se enseña al paciente a relajarse mientras observa en un monitor cómo desciende su ritmo cardiaco o la contracción de sus músculos). Aunque solo si el origen de la cefalea es la tensión o el estrés. Estos recursos pueden ser muy eficaces como complemento del tratamiento farmacológico, se advierte desde la SEN.

Acupuntura e hipnosis, a veces resulta

La revisión también incluye terapias relacionadas con la medicina oriental y las terapias mentales en pacientes con cefaleas. «Con la acupuntura, hemos comprobado que existen evidencias a favor de su uso y estudios en contra. Es un tratamiento que podría valorarse en algunos pacientes con migraña», señala Porta-Etessam. Sobre la eficacia de la hipnosis en la migraña y la cefalea de tipo tensión no se dispone de evidencias, aunque en algunos pacientes con tendencia a somatizar todo lo que les ocurre y con problemas psiquiátricos sí que puede convertirse en un buen recurso para el manejo de su problema.

Fisioterapia, aún en duda

Los neurólogos no descartan su utilización, ni se resisten a creer que la fisioterapia pueda convertirse en una gran ayuda. Si no es para eliminar por completo la utilización de fármacos específicos, al menos para reducir su uso.

Destacan técnicas como el tratamiento del dolor periférico regional bloqueando los nervios craneales, el abordaje de los puntos miosfaciales y otras técnicas de fisioterapia y quiropráctica . «Pueden ser útiles en muchos casos, pero se necesitan ensayos clínicos que confirmen su eficacia y permitan ampliar el abanico de pacientes que puedan beneficiarse de estas terapias», apunta Porta-Etessam.

Inyecciones de bótox, cuando todo falla

El mismo fármaco que se utiliza en cirugía estética para evitar las arrugas de expresión facial se ha convertido en una gran ayuda para los neurólogos. «Es la opción que utilizamos cuando todo lo demás falla. No es una terapia alternativa sino un tratamiento médico en toda regla que está teniendo muy buenos resultados en personas con migrañas crónicas», apunta Francisco José Molina. El bótox se inyecta en 30 puntos distintos de la piel de la cabeza. En la frente, en el área occipital, el cuello.... Actúa sobre las terminaciones nerviosas de la piel para reducir la sensibilidad. «Hay personas que les duele tanto la cabeza que son incapaces de peinarse o pasarse la mano por la cabeza. Esto les alivia». Los pinchazos deben repetirse cada tres meses.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon