Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El método Redcord y los beneficios de los ejercicios en suspensión

25/06/2014 MujerHoy
Agarres, cuerdas y poleas que se usan para hacer ejercicios en suspensión del método Redcord © MujerHoy Agarres, cuerdas y poleas que se usan para hacer ejercicios en suspensión del método Redcord

Agarres, cuerdas y poleas que se usan para hacer ejercicios en suspensión del método Redcord

Redcord es un sistema de entrenamiento en suspensión basado en la realización de ejercicios, diseñados por un profesional, sobre cuerdas inestables y soportes usando el peso del cuerpo como única resistencia. Los ejercicios ayudan a trabajar los músculos implicados en la mejora del rendimiento, la prevención de lesiones y la rehabilitación de patologías ya existentes.

Así, tal como explica la directora de Grupo Akro, Marta Yuste, existen tres vertientes del método, en función de los objetivos que se persigan con el entrenamiento: Redcord Neurac, Redcord Active y Redcord Sport.

"El Neurac (Neuro Activación Muscular) va enfocado a aquellas personas que sufren dolores crónicos y necesitan recuperar su cuerpo, pues se trabaja para identificar el origen del dolor; mientras que en el caso del Active está dirigido para aquellas ppersonas que quieran mantenerse en forma y no tienen dolores específicos. La modalidad Sport está enfocada hacia un ámbito profesional, pues el objetivo es prevenir lesiones al tiempo que se mantiene y mejora el rendimiento deportivo", argumenta.

Es apto para cualquier edad y no es necesario tener una condición física especial, si bien la experta aconseja que, en los casos con traumatismos agudos o patologías concretas, se haga un trabajo previo con el fisioterapeuta.

Este tipo de ejercicios mejoran la fuerza, la resistencia muscular, el equilibrio, la coordinación y la estabilidad central, pues, tal como revela Yuste, se trabaja sobre cadena cinética cerrada (con el peso del cuerpo), en superficie inestable, con movimientos 3D, y con un rango de movimiento siempre libre de dolor.

"En la primera sesión suele intimidar el hecho de ver las cuerdas, los agarres y las poleas, pero en cuanto experimentan esa especie de ingravidez que es compatible con la sensación de estabilidad, se enganchan en seguida a esta práctica y quieren repetir", comenta la directora de Grupo Akro, quien además destaca que en los casos en los que existe dolor experimentan una mejoría desde la tercera sesión.

Si no existe dolor es posible apreciar una mejora del estado general al cabo de un mes desde el inicio de las sesiones, de modo que sienten una mayor flexibilidad, armonía y equilibrio en los movimientos. Por eso el complemento ideal de las sesiones de Redcord es la práctica de Pilates, pues una vez que se combinan podría lograrse el equilibrio perfecto del cuerpo. En cuanto a la periodicidad, una vez que se ha llevado a cabo un trabajo previo de evaluación, la experta explica que lo ideal sería practicar Redcord, que fue creado hace 20 años en Noruega, dos sesiones a la semana.

Como curiosidad, Yuste señala el hecho de que en Japón ya están implantando este método en todos los geriátricos debido a su eficacia sobre el tratamiento de dolores de larga evolución y también en muchos centros de alto rendimiento. "Existe un redcord mini que algunos deportistas llevan siempre consigo para practicar sus ejercicios allá donde vayan", comenta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon