Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El secreto mediterráneo para prevenir la obesidad

25/06/2014 celia roca
El secreto mediterráneo para prevenir la obesidad © ABC El secreto mediterráneo para prevenir la obesidad

El 70% de la población sufre obesidad, según la última Encuesta Nacional de Salud. Este dato alarmante ha hecho que por primera vez en el mundo se elabore un Documento de Consenso sobre obesidad y sedentarismo (publicado en la revista Nutrición Hospitalaria) para estudiar sus causas y conocer soluciones. Y la principal conclusión extraída es que el «estilo de vida mediterráneo» es el mejor modelo para combatir el problema.

Más de 30 expertos de salud, liderados por el profesor y catedrático de nutrición Gregorio Varela- Moreiras, han sido pioneros en proponer una serie de medidas conjuntas para luchar contra la obesidad. Nunca antes se había elaborado un documento consensuado sobre qué se debe hacer y cómo se puede resolver el problema.

La idea más importante que se extrae es que sí se puede prevenir la obesidad. «Es posible y sólo depende de la unión de esfuerzos», explica el profesor. Se ha detectado una importante falta de coordinación en los programas creados, y por ello se hace un llamamiento a las administraciones públicas para que sean ellas las que coordinen las iniciativas a largo plazo. Desde el grupo de expertos se reclama la creación de unidades multidisciplinares con profesionales en nutrición, endocrinología, dietética...que trabajen desde el Ministerio de Sanidad.

El secreto mediterráneo para prevenir la obesidad

Estilo de vida mediterráneo

Como solución general al problema de la obesidad y el sedentarismo, Varela- Moreiras propone el estilo de vida mediterráneo: dieta, vida activa y socialización. «Ya no se habla solo de dieta mediterránea, sino de estilo», apunta el profesor. «Es un modelo que no tenemos que importar, está a nuestro alcance y es más sostenible» concluye. Este estilo engloba todas las acciones necesarias para combatir la obesidad.

Los aspectos sociales son importantes. No es solo importante lo que se como sino cómo se come. La familia es el mejor entorno para comer. Es importante vigilar el horario y el ambiente de las comidas. Compartir ese momento, al igual que compartir la actividad física es importante. Uno de cada cuatro españoles reconoce que no desayuna. Y la mayoría de los que sí lo hacen, lo hacen mal. Además, estamos abandonando la comida principal, y cada vez menos alrededor de la mesa. El 12% se hace en el sofá delante de una pantalla. El modelo de vida mediterráneo es en compañía.

Hay que luchar también para que el nivel económico no influya en la salud. Las clases más desfavorecidas económicamente tienen más probabilidades de sufrir obesidad. Un periodo de crisis económica no debería suponer problemas de salud. Ahora está ocurriendo. Pero desde el Ministerio de Agricultura se ha promovido la elaboración de menus de dieta mediterránea a bajo coste. Y se están escribiendo guías informativas sobre ello.

El informe también aclara que existen diferentes tipos de obesidad. Por ello es necesario realizar un tratamiento personalizado. No existe un único modelo, y se cometen errores al no tener en cuenta esta diversidad.

El documento se presentará el próximo 15 de septiembre en el primer Congreso Mundial de Nutrición que se celebrará en Granada.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon