Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Estar a dieta

01/01/2015

El término estar a dieta se refiere a alimentarse de forma restrictiva o al uso de remedios nutritivos para situaciones como una anemia por déficit de hierro, enfermedades gastrointestinales, anemia perniciosa, diabetes, obesidad o desarrollo precario. Una persona puede seguir una dieta saludable para el corazón que fomente el consumo de cantidades razonables de cereales integrales y fruta fresca, verduras, legumbres y pescado, pero que limite los alimentos con cantidades elevadas de grasas saturadas y sodio, o bien puede seguir una dieta para perder peso. Algunos ejemplos de dietas para perder peso incluyen La nueva revolución dietética del Dr. Atkins, Calories Don't Count (Las calorías no cuentan), Protein Power (El poder de la proteína), Carbohydrate Addict's (Adictos a los carbohidratos) y Weight Watchers (Vigilantes del peso). No obstante, se carece de investigación sobre si estas dietas son útiles, especialmente a largo plazo (definido como el plazo de dos a cinco años desde la fecha de pérdida de peso).

El enfoque recomendado para hacer dieta para perder peso es comer con moderación para controlar las calorías (sin bajar de 1200 al día) y aumentar la actividad para lograr una pérdida de peso gradual y segura. Un método recomendado es reducir las calorías diarias en 125 (la cantidad que contiene un refresco pequeño o un vaso entero de zumo) y aumentar el gasto de energía en 125 (caminando unos 30 minutos). Esto es, un déficit calórico de 250 calorías debería dar lugar a una pérdida de 450 a 900 gramos en el curso de un mes. El objetivo es cambiar lentamente las rutinas de comida y ejercicio para mantener un peso saludable de por vida. Las pérdidas de peso más rápidas son difíciles de mantener. La mayoría de la gente puede perder peso con cualquier dieta, incluso con dietas relámpago, pero la cuestión es mantener la pérdida de peso.

Las llamadas dietas relámpago son dietas que aparecen y desaparecen del mercado y por lo general son deficientes en distintos aspectos. Por ejemplo, pueden carecer de variedad (como la dieta del pomelo o la dieta de la sopa de col), tener muy pocas calorías y proteínas (la dieta del arroz) o simplemente ser demasiado raras (como la dieta de rotación para alergias alimentarias). Por lo general se debe desconfiar especialmente de cualquier dieta "exageradamente" rápida. Si una dieta suena demasiado bien para ser cierta, probablemente sea con motivo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon