Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La cirugía sería la mejor opción para tratar el dolor producido por una hernia discal

25/06/2014 S. GUTIÉRREZ
La cirugía sería la mejor opción para tratar el dolor producido por una hernia discal © ABC La cirugía sería la mejor opción para tratar el dolor producido por una hernia discal

La cirugía sería la mejor opción para tratar el dolor producido por una hernia discal

¿Cirugía o tratamiento más conservador? Pasarán los años y se harán muchos estudios pero todavía hoy día los expertos no se ponen de acuerdo sobre qué opción es la mejor para tratar el dolor producido por una hernia de disco. De momento, y según un riguroso estudio que se publica en la revista «Spine», parece que a largo plazo es mejor la terapia más agresiva, como la cirugía. El estudio SPORT, después de analizar a 1.244 pacientes durante 8 años concluye que, al menos en aquellos pacientes con hernias discales lumbares, es la cirugía la que obtiene un mayor mejora a largo plazo en parámetros como el dolor, la funcionalidad y la discapacidad.

Sin embargo el estudio incide en un aspecto fundamental: la selección cuidadosa de los pacientes. «Los pacientes cuidadosamente seleccionados que se sometieron a cirugía para una hernia de disco lumbar obtienen una mayor mejoría que los pacientes tratados de forma conservadora», según el autor principal, Jon D. Lurie de Dartmouth, del Hitchcock Medical Center, en Estados Unidos. Los resultados, asegura, se suman a la evidencia que sugieren que el tratamiento quirúrgico es eficaz en la hernia discal, aunque también muestran que el no quirúrgico puede proporcionar beneficios a largo plazo en algunos pacientes.

Los investigadores analizaron los datos del estudio SPORT, uno de los mayores ensayos clínicos sobre la cirugía para los trastornos de la columna vertebral. En el ensayo, los pacientes que cumplían los criterios estrictos de hernia discal lumbar se sometieron a una cirugía o un tratamiento no quirúrgico más conservador. Los pacientes con hernia discal experimentan dolor de espalda, dolor de la pierna (ciática) y otros síntomas causados por la presión sobre las raíces nerviosas de la columna.

El análisis incluyó a 1.244 pacientes tratados en 13 centros Estados Unidos. Cerca de 500 pacientes fueron asignados al azar a ser sometidos a cirugía (un procedimiento llamado discectomía) o tratamiento no quirúrgico, aunque a algunos pacientes se les permitió cambiarse de tratamiento. El resto de los pacientes optaron por un tratamiento u otro tras deliberar con sus médicos. Los resultados del SPORT son similares a los obtenidos por otros estudios que mostraban que la cirugía ofrece mejores resultados a largo plazo.

Intención de tratar

Los resultados mostraron que en las puntuaciones de dolor, en una escala de dolor de 100 puntos, los pacientes sometidos a cirugía promediaron 11 puntos menos. También otros parámetros, como la funcionalidad o la discapacidad fueron mejores en los tratados con cirugía, la satisfacción del paciente y la autopercepción del dolor.

Pero, advierte el autor del trabajo, aunque la cirugía lograba mejores resultados, muchos pacientes que no se sometieron a cirugía también experimentaron una mejoría significativa. De hecho, después de ocho años cerca de un tercio de los pacientes que estaban clínicamente indicados para ser tratados con cirugía habían optado por un tratamiento más conservador.

Para el investigador principal del estudio, James N. Weinstein los resutados son importantes porque muestran la importancia que tiene el proceso de decisión: «Cada paciente del estudio pasó por un proceso de toma de decisiones compartida que analizaba de forma objetiva los riesgos y beneficios de las opciones de tratamiento. Esto les permitió hacer una elección informada, de acuerdo con sus propios valores. Así, alrededor de un tercio de estos pacientes siguen satisfechos con su decisión debido, en gran parte debido, a ser participantes activos en el proceso inicial de toma de decisiones», señala Weinstein.

La cirugía de disco es una de las intervenciones más comunes realizadas y aunque estudios anteriores han sugerido que ofrece un rápido alivio del dolor y una mejor recuperación, sin embargo ha sido difícil determinar sus verdaderos efectos. Los resultados a largo plazo de este estudio parecen confirmar definitivamente sus beneficios. Lurie señala que los beneficios máximos se alcanzan a los seis meses de la cirugía y persisten a lo largo de ocho años.

La degeneración discal consiste en el desgaste del disco intervertebral que separa las vértebras. A partir de los 30 ó 40 años todos los humanos presentamos signos de degeneración discal, y hasta hace poco se consideraba como una enfermedad que causaba dolor de espalda crónico y por la que en muchos casos se colocaba una prótesis de disco intervertebral o se fijaban las vértebras. Sin embargo, en los últimos años se ha planteado que la degeneración discal podría no ser una enfermedad, sino sólo parte del proceso normal de envejecimiento.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon