Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La dieta Bernstein

01/01/2015

¿Qué es?

La dieta Bernstein es una dieta baja en carbohidratos y con un alto contenido en grasas creada por el endocrinólogo Richard K. Bernstein para estabilizar los niveles de azúcar en sangre de las personas con diabetes y resistencia a la insulina. Es parecida a otras dietas de adelgazamiento con un alto contenido en grasas y bajas en carbohidratos como la dieta Atkins. Restringe las calorías (en algunos casos se limitan las calorías diarias a 800–1.350) e incluye modificaciones de conducta y educación, así como suplementos vitamínicos y minerales.

¿Qué ventajas tiene?

La dieta Bernstein promete una mejora de la salud y la normalización de los niveles de azúcar en sangre a lo largo del día. El control de la glucosa en sangre puede contribuir a evitar complicaciones a largo plazo derivadas de la diabetes como la neuropatía, la ceguera, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y la enfermedad renal. Esta dieta también puede ayudar a adelgazar.

¿Cuáles son los riesgos y las precauciones que deben tomarse?

  • Las personas con diabetes deberían consultar a su médico antes de iniciar la dieta Bernstein.
  • Esta dieta contraviene las recomendaciones de la Asociación Médica Americana (AMA), de la Academia de Nutrición y Dietética y de la Asociación Americana de Diabetes (ADA). La ADA suele recomendar que aproximadamente un 50% de las calorías proceda de carbohidratos (especialmente de verduras, fruta fresca y cereales integrales) y que el resto sea de proteína magra o lácteos desnatados y grasas saludables.
  • Las personas que se administran insulina para la diabetes tipo 1 presentan un riesgo elevado de hipoglucemia y cetoacidosis si consumen una cantidad demasiado reducida de carbohidratos.
  • Si se retiran las fuentes alimenticias puede ser difícil para las personas aquejadas de diabetes obtener las calorías suficientes.
  • Las dietas altas en grasas y bajas en carbohidratos suelen incluir menos fruta, verdura, fibra y calcio, y más colesterol, grasa total y grasa saturada.
  • Sus detractores aseguran que la dieta no está equilibrada nutricionalmente y contiene demasiada grasa, especialmente para las personas con diabetes tipo 2 que intentan perder peso.
  • Una dieta baja en carbohidratos requiere mucha planificación y puede resultar difícil de mantener a largo plazo.
  • La dieta es restrictiva y al hacerla se puede sentir ansia de comer dulces.
  • Requiere una gestión intensiva de la diabetes, incluyendo pruebas de glucosa en sangre entre cinco y ocho veces al día.
  • ¿Cómo funciona?

    En lugar de recomendar una proporción específica de proteínas, carbohidratos y grasas, la dieta Bernstein es un régimen personalizado. Hay que realizarse controles de los niveles de azúcar en sangre como mínimo 5-8 veces al día, para ver cómo les afectan los diferentes alimentos. Hay, sin embargo, tres reglas básicas:

  • Eliminar todos los azúcares simples y los carbohidratos de acción rápida, incluyendo el azúcar y los alimentos con almidón como el pan, la pasta, los cereales y las patatas.
  • Limitar la ingesta total de carbohidratos a una cantidad que pueda manejar los niveles de insulina para evitar los aumentos de azúcar en sangre después de las comidas.
  • Parar de comer en cuanto se deje de sentir hambre.
  • Para evitar el azúcar oculto deben leerse cuidadosamente las etiquetas de los alimentos, descartando los que incluyan:

  • algarroba
  • miel
  • sacarosa
  • jarabe de maíz
  • lactosa
  • sorbitol
  • dextrina
  • levulosa
  • sorgo
  • dextrosa
  • maltodextrina
  • melaza
  • dulcitol
  • maltosa
  • turbinado
  • fructosa
  • manitol
  • xilitol
  • glucosa
  • manosa
  • xilosa
  • melazas
  • Otros alimentos que deben evitarse son:

  • cereales de desayuno
  • tentempiés como caramelos, galletas, pastelitos, patatas fritas, palomitas y galletas saladas
  • barritas de proteína
  • leche y requesón (a menos que sean de soja)
  • frutas y zumos de frutas
  • alubias, remolacha, zanahorias, maíz, patatas, tomates y sus subproductos
  • sopa de lata o de sobre
  • ¿Cómo es una comida normal?

    Entre los alimentos permitidos se incluyen:

  • carne, pescado y marisco, aves
  • huevos
  • tofu
  • sustitutos de la carne a base de soja
  • queso
  • mantequilla
  • margarina
  • crema de leche
  • yogur
  • leche de soja
  • harina de soja
  • galletas de salvado
  • (alga) nori tostada
  • edulcorantes artificiales
  • extractos de sabores
  • hierbas y especias
  • aliños para ensaladas bajos en carbohidratos
  • frutos secos
  • gelatina y postres sin azúcar
  • ¿Qué opinan los expertos?

    La dieta Bernstein genera controversia, dado que contradice la dieta convencional alta en carbohidratos y baja en grasas recomendada para los diabéticos por la mayor parte de la comunidad médica. Entre sus detractores se encuentra la ADA (Academia de Nutrición y Dietética), la AMA, (Asociación Americana de Corazón), el Departamento de Agricultura de EE.UU. y el Comité estadounidense de médicos por una medicina responsable. Sin embargo, una serie de estudios científicos que compararon dietas altas y bajas en carbohidratos concluyeron que las dietas bajas en carbohidratos reducen el azúcar en sangre y los factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, y muchos endocrinólogos en ejercicio avalan la dieta Bernstein y otras dietas bajas en carbohidratos. Algunos estudios han indicado que las personas con diabetes tipo 2 pueden mejorar el control del azúcar en sangre, adelgazar y reducir sus niveles de colesterol de forma significativa con una dieta baja en carbohidratos, al menos en comparación con las dietas de calorías restringidas. Aunque se necesitan más estudios para valorar la eficacia de las dietas bajas en carbohidratos para el tratamiento de la diabetes, la importancia de mantener unos niveles de azúcar en sangre normales constantes (controlándolos al menos 5-8 veces al día y ajustando la insulina en consonancia) quedó demostrada en el mayor estudio que se ha realizado nunca sobre la diabetes, en el cual un intenso control de los niveles de azúcar en sangre redujo el riesgo de enfermedad ocular en un 76%, de enfermedad de los nervios en un 60% y de enfermedad renal en un 50%.

    Si desea más información sobre la dieta Bernstein, visite http://secrets.diabetes911.net Para obtener más información sobre la diabetes, visite la ADA en http://www.diabetes.org y el Programa Estadounidense de Educación en la Diabetes en http://www.ndep.nih.gov (traducida al español parcialmente).

    Gestión anuncios
    Gestión anuncios
    image beaconimage beaconimage beacon