Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La dieta del adicto a los carbohidratos

01/01/2015

¿Qué es?

La dieta del adicto a los carbohidratos es una dieta baja en carbohidratos para aquellas personas que sienten un hambre apremiante, que tienen antojos, que desean alimentos altos en carbohidratos o que a menudo sienten un ansia irrefrenable de alimentos con almidón, tentempiés, dulces o comida basura. El término “adicción a los carbohidratos” lo acuñó en 1963 el bioquímico Robert Kemp. La dieta la crearon a principios de la década de 1990 los Dres. Rachael y Richard Heller. Se basa en la teoría de que los antojos incontrolables de alimentos altos en carbohidratos aparecen porque el páncreas produce demasiada insulina. Eso conlleva aumento de peso y, posiblemente, resistencia a la insulina; dado que las células dejan de responder a la insulina. La resistencia a la insulina suele asociarse a otros problemas de salud como la diabetes, el colesterol alto, los triglicéridos altos, la presión arterial alta y la enfermedad cardiovascular.

¿Qué ventajas tiene?

  • Los Dres. Heller aseguran que su dieta previene la liberación excesiva de insulina que se da tras el consumo de alimentos altos en carbohidratos, eliminando así la causa subyacente de los antojos.
  • Puede ayudar a controlar los antojos y promover la pérdida de peso.
  • Es menos estricta que otras dietas bajas en carbohidratos como la dieta Atkins.
  • Es adecuada para vegetarianos.
  • ¿Cuáles son los riesgos y las precauciones que deben tomarse?

  • Las dietas bajas en carbohidratos deben seguirse únicamente con supervisión médica; sobre todo si se padece diabetes o se tiene un historial de ictus, enfermedades cardiacas, colesterol alto o piedras en el riñón.
  • La dieta del adicto a los carbohidratos no deberían seguirla niños ni adolescentes, a menos que lo recomiende un médico.
  • No se recomienda a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Las dietas bajas en carbohidratos pueden resultar difíciles de mantener a largo plazo.
  • Sus detractores aseguran que la dieta del adicto a los carbohidratos contiene demasiada grasa, no está equilibrada nutricionalmente y no es una solución a largo plazo para perder peso y mantenerse en el peso alcanzado.
  • Los Dres. Heller afirman que la mayoría de personas no necesita desayunar, algo que va en contra del consejo de las principales organizaciones médicas y dietéticas.
  • ¿Cómo funciona?

    Las reglas de esta dieta son:

  • Comer alimentos altos en carbohidratos una vez al día.
  • Comer los alimentos altos en carbohidratos en el plazo de una hora y como parte de una comida de recompensa bien equilibrada.
  • El resto de los alimentos deben ser bajos en carbohidratos.
  • Otras directrices a destacar:

  • El régimen de iniciación permite dos comidas complementarias y una comida de recompensa cada día durante la primera semana.
  • Las comidas complementarias constan de una ración de carne y 220 g de verduras bajas en carbohidratos o la misma cantidad de ensalada. Existe una amplia lista de carnes y verduras a elegir.
  • La comida de recompensa puede ser de cualquier tamaño, pero debe constar de aproximadamente 220 g de ensalada mixta que se comerá al principio de todo y luego raciones iguales de proteína, verduras bajas en carbohidratos y alimentos altos en carbohidratos, con postre incluido.
  • Tras la primera semana, se ajusta la dieta conforme a los objetivos de adelgazamiento y al peso perdido durante la semana anterior.
  • Se permiten los tentempiés, que se consideran comidas complementarias de mitad de tamaño.
  • Se permiten cantidades ilimitadas de agua, bebidas dietéticas y café y té sin endulzar; pero los Dres. Heller consideran que los sustitutos del azúcar pueden causar la liberación de insulina y el almacenamiento de grasas, por lo que deben evitarse.
  • Se recomienda un programa de ejercicio.
  • Para mantener el peso, debería añadirse una ración extra de carbohidratos a una de las comidas de recompensa una vez a la semana. Si se continúa perdiendo peso más allá de lo deseado, dos comidas de recompensa a la semana deberán incluir carbohidratos extra.
  • Los Dres. Heller han creado dietas del adicto a los carbohidratos para niños y adolescentes. La dieta paso a paso para niños tiene un ritmo más lento, con incentivos alimentarios además de comidas de recompensa. La dieta de "arranque en frío" para niños más mayores y adolescentes incorpora alimentos ricos en fibra y proteína.

    ¿Cómo es una comida normal?

    Una cena de recompensa podría ser:

  • ensalada mixta con aliño
  • doble ración de verdura baja en carbohidratos (salteada)
  • entrecot, pollo o pescado
  • bollo de pan integral con mantequilla o margarina
  • pequeña porción de tarta de chocolate o macedonia de fruta fresca
  • café, té, agua
  • el vino, la cerveza, los zumos y los refrescos pueden añadirse si se reducen otros carbohidratos o se aumentan las proteínas y las verduras bajas en carbohidratos
  • ¿Qué opinan los expertos?

    La dieta del adicto a los carbohidratos, y las dietas bajas en carbohidratos en general, son polémicas. Las recomendaciones dietéticas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos y de la mayoría de organizaciones profesionales no respaldan las dietas bajas en carbohidratos. Aunque algunos estudios han indicado que pueden ser eficaces para adelgazar y para controlar los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes, otros estudios no respaldan estos resultados. Existe también un cierto escepticismo sobre el concepto de adición a los carbohidratos.

    Para obtener más información, visite http://www.carbohydrateaddicts.com(en inglés).

    Gestión anuncios
    Gestión anuncios
    image beaconimage beaconimage beacon