Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La infección por VIH se asocia a un mayor riesgo de ataque cardiaco

25/06/2014 Ernesto Ortega
La infección por el VIH se relaciona con un mayor riesgo de ataque cardiaco. FOTOLIA © ABC La infección por el VIH se relaciona con un mayor riesgo de ataque cardiaco. FOTOLIA

No es el primer estudio que relaciona la infección por el VIH con un mayor riesgo de ataque cardiaco, pero sí es uno de los que más datos ha reunido, más de 82.000 adultos, y sus conclusiones sugieren que la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) puede estar relacionada con un aumento en el riesgo de infarto agudo de miocardio.

La relación entre el VIH y las enfermedades cardiovasculares empieza a ser comprendida. Hace apenas un año, una investigación publicada en The Journal of the American College of Cardiology, encontró una extraña relación entre las personas con VIH en tratamiento y un mayor riesgo de muerte súbita cardíaca. Ahora, el documento que se publica en JAMA Internal Medicine, va más allá, y relaciona la infección por VIH, y por supuesto el tratamiento, con un riesgo cardiovascular por determinar.

Afortunadamente las personas con VIH viven más tiempo gracias a la terapia antirretroviral y, por ello, es cada vez es más importante considerar otras causas de muerte, entre las que está la enfermedad cardiovascular. Por ello, el equipo de Matthew S. Freiberg, de la Universidad de Pittsburgh (EE.UU.), examinó si la infección por VIH se asociaba con un mayor riesgo de infarto.

Framingham

La infección por el VIH se relaciona con un mayor riesgo de ataque cardiaco. FOTOLIA

Así analizaron datos de 82.459 participantes en el estudio Framingham -el mayor estudio hasta la fecha sobre enfermedad cardiovascular hecho en el mundo- y vieron que durante una media de seguimiento de 5,9 años, hubo 871 infartos. Con los años -más de tres décadas-, explican, la media de eventos de infarto por cada 1.000 personas-año era relevante y significativamente mayor en el grupo de personas con VIH, en comparación con los no infectados.

Los investigadores creen que los resultados no puede ser extrapolables a las mujeres, debido a que el grupo de pacientes estudiados era abrumadoramente masculino. En conclusión, aseguran, la infección por el VIH se asocia con el infarto.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon