Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La obesidad infantil se desploma en EE.UU.

25/06/2014 JAVIER ANSORENA
La obesidad infantil se desploma en EE.UU. © ABC La obesidad infantil se desploma en EE.UU.

La obesidad infantil se desploma en EE.UU.

Hay luz al final del túnel en la epidemia de obesidad que vive EE.UU. La esperanza está en los más pequeños, en los niños de 2 a 5 años. Según un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE.UU. (CDC, en sus siglas en inglés), el índice de obesidad en este segmento de población ha caído un 43% en la última década. En los años 2003-2004, el 13,9% de estos niños era obeso, frente al 8,4% registrado para los años 2011-2012. A su vez, hay una ligera mejora para los niños entre 6 y 11 años, cuyo ratio descendió del 18,8% al 17,7%.

«Es la primera vez que vemos un indicio de un descenso significativo en cualquier grupo de población», asegura la investigadora Cynthia Orden, que ha dirigido el estudio. Para Tom Frieden, director del CDC, los datos «confirman que, al menos para los niños, podemos cambiar la tendencia y empezar a revertir la epidemia de obesidad».

Hay varios factores que explican la caída de la obesidad infantil, aunque ninguno es definitivo. Los investigadores citan que se ha reducido la ingesta de bebidas azucaradas, la proliferación de centros infantiles que promueven hábitos saludables o que ha aumentado la lactancia, lo que puede contribuir a un peso más saludable de los bebés. También que el consumo total de calorías ha caído en la población infantil en los últimos años. Según otro estudio del CDC, los niños consumen un 7% menos de calorías, y las niñas un 4% menos que hace una década.

Michelle Obama, la luchadora contra la obesidad con más potencia mediática en EE.UU., se mostró «entusiasmada» de este avance en los hábitos saludables de vida.

A pesar de las buenas noticias, el panorama de la obesidad que retrata el informe no es para dar saltos de alegría. La epidemia sigue estancada en cotas escandalosas: algo más de uno de cada tres adultos estadounidenses (34,9%) es obeso, frente al 32,2 de hace diez años. Y en algunos sectores, como el de los adolescentes o el de las mujeres mayores de 60 años, se han observado incrementos en la incidencia de esta enfermedad.

La caída de la obesidad entre los niños de 2 a 5 años, un segmento muy pequeño en términos demográficos, es importante por sus consecuencias para el futuro. Los niños que son obesos en esta edad tienen cinco veces más posibilidades de arrastrar esa condición hasta la edad adulta que los que no lo son.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon