Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los familiares de personas celiacas pueden padecer síntomas

08/01/2014 SINC
Los familiares de personas celiacas pueden padecer síntomas © ABC Los familiares de personas celiacas pueden padecer síntomas

Los familiares de pacientes celiacos, sobre todo los de primer grado, como son los padres, son uno de los grupos con mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Esto es debido a que la celiaquía es una enfermedad autoinmune y tiene una base genética.

Por ello, es necesario que los familiares de pacientes celiacos realicen pruebas para conocer si están afectados. En la actualidad, estas pruebas se basan en la serología, o lo que es lo mismo, la realización de un análisis de sangre para comprobar la presencia de anticuerpos, señalan los autores de un estudio publicado recientemente en la revista «European journal of gastroenterology & hepatology».

El equipo está formado por investigadores del servicio de Pediatría y Anatomía Patológica del Hospital de León, el departamento de Microbiología y del Instituto de Biomedicina (Ibiomed), ambos de la Universidad de León.

Como explica el coordinador del trabajo, Santiago Vivas, hasta un 15% de los familiares de pacientes celiacos, sobre todo familiares adultos, puede llegar a desarrollar la enfermedad. Sin embargo, si las pruebas serológicas son negativas, no se actúa hasta que no aparecen los primeros síntomas.

Un porcentaje alto de familiares puede sufrir alteraciones como la atrofia de las vellosidades del intestino delgado que mejoran al quitar el gluten.

«En el estudio nos centramos en este grupo, principalmente en los padres de niños celiacos, que son los más difíciles de diagnosticar porque muchos no tienen síntomas. A partir de algún trabajo publicado previamente y de nuestra experiencia, aunque no tengan síntomas o los síntomas sean leves y, sobre todo, aunque la serología sea negativa, un porcentaje alto de estos familiares puede tener ya signos de la enfermedad celiaca como es la atrofia de las vellosidades en el intestino delgado, síntomas que mejoran al quitar el gluten de la dieta», detalla.

En una muestra de 92 pacientes, los investigadores han realizado el cribado habitual basado en la serología y les han ofrecido la realización de un estudio genético y una biopsia duodenal, independientemente de que la prueba de anticuerpos fuera positiva o no.

Finalmente, 67 pacientes participaron en el estudio y se comparó el rendimiento diagnóstico de ambas estrategias. Lo que han observado es que este rendimiento diagnóstico es significativamente mayor con el nuevo planteamiento. «Hemos observado alteraciones en más del 40% de los participantes en el estudio mientras que con el abordaje inicial solo se detectó el 25%», indica Vivas.

Nuevo estudio

El trabajo se engloba en un proyecto financiado por el Instituto de Salud Carlos III a través del Fondo de Investigaciones Sanitarias (FIS), y se ha llevado a cabo en los últimos tres años. Tras esta primera aproximación, el próximo paso será publicar los resultados de un nuevo estudio con 150 familiares de pacientes con síntomas clínicos y alteraciones intestinales, a los que se suprime el gluten de la dieta para comprobar si mejoran.

La continuidad de la línea de investigación está garantizada, ya que los investigadores han recibido un nuevo proyecto del FIS para los próximos tres años en el que estudiarán la evolución de estos pacientes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon