Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los italianos comen menos pasta porque consideran que engorda y es aburrida

25/06/2014 abc.es
Los italianos comen menos pasta porque consideran que engorda y es aburrida © ABC Los italianos comen menos pasta porque consideran que engorda y es aburrida

Junto a la Vespa, Ferrari y la torre de Pisa, la pasta es uno de los grandes iconos de Italia. Una opción culinaria que ha rebasado fronteras y triunfado en todo el mundo. En casa, sin embargo, haciendo bueno el refrán, pierde adeptos a marchas forzadas. Con una caída en el consumo interno de casi el 25 por ciento durante la última década, el Wall Street Journal dedica un reportaje a analizar los porqués de este fenómeno.

Si hace 10 años una familia italiana, de media, devoraba 40 kilos de pasta, hoy esa cantidad ha caído hasta los 31 kilos. Según el WSJ, varias razones explican este declive. Uno de ellos, que cada vez más italianos, especialmente mujeres, ven en la pasta un producto que engorda y es aburrido. El número de mujeres entre 26 y 30 años que consideran que la pasta no ayuda a mantener la línea ha aumentado un 26 por ciento desde 2008; un alza del 16 por ciento en el caso de los hombres.

Los italianos comen menos pasta porque consideran que engorda y es aburrida

En paralelo, se abren paso en el país transalpino otras cocinas internacionales, como la japonesa, la china y la india. Incluso, las hamburguesas avanzan terreno mientras lo pierden los espaguetis. El gigante Barilla, que copa más de un tercio del mercado, ha llegado a un acuerdo con McDonalds para incluir platos de pasta en su menú.

Italia se debate entre adaptarse a los nuevos tiempos y afrontar el declive de una de sus señas de identidad. La pasta se hizo popular en la Antigua Roma y se consolidó con la Segunda Guerra Mundial, cuando escaseaban la carne y el pescado. Los tiempos han cambiado. Hoy, por muy patriótico que sea un plato de macarrones, los italianos están más preocupados por no pasarse de calorías.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon