Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Prepara a tus hijos para la llegada del verano

Vida Saludable 07/05/2015

Somos agua, necesitamos agua.

Con el aumento de las temperaturas nuestro organismo experimenta una serie de cambios ligados a un cambio de nuestros hábitos de vida, debido a la mayor exposición a la luz diurna, durante más horas y a mayor intensidad.

¿A que estamos de mejor humor? No solo eso, el sol, además de ejercer de “antidepresivo” también tiene otros efectos secundarios algo menos saludables. Por ejemplo, la subida del termómetro de nuestro cuerpo exige una serie de precauciones para vivir el verano y los días cálidos de la mejor manera posible, haciendo más ejercicio y viviendo más en el exterior.

Con unas sencillas recomendaciones, disfrutaremos de los largos y cálidos días veraniegos como el que más. ¡Y mucho mejor!

Protección e hidratación

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) indica que la cantidad diario de agua y líquidos -en condiciones normales- es de entre 2 y 2,5 litros para mujeres y hombres adultos.

Cuando hace calor, a veces hay que incrementar la ingesta de bebidas. Y es especialmente importante controlar el nivel de hidratación de niños y ancianos. Se deshidratan mucho más rápido y sus consecuencias pueden ser catastróficas. La deshidratación tiene un grave impacto físico, pero también afecta al estado de ánimo, a las habilidades cognitivas, a la atención, e incluso a la memoria a corto plazo. Por ello, hay que tratar de evitarla a toda costa, bebiendo líquido para reponer, antes de que notemos sensación de sed.

Igual que nos olvidamos de poner un sombrero o aplicar protector solar a nuestros hijos, es vital que controlemos que se encuentran perfectamente hidratados, dándoles alguna bebida que les refresque, regularmente.

Bebidas refrescantes contra el calor y la deshidratación

Todas las bebidas no alcohólicas que contengan al menos un 80% de agua son fuentes de hidratación, según concluye el Congreso Internacional de Hidratación de la revista de nutrición RENC.

Igualmente, todos los alimentos y líquidos suman a la hora de contar calorías por lo que es importante ser conscientes del número total de calorías que consumimos para no ingerir más de las necesarias, equilibrando lo que comemos y bebemos con lo que gastamos a través de las actividades físicas diarias.

La hidratación se ha convertido en un factor de primer orden y reconocida importancia dentro de la nutrición y del campo de la salud en general. Más aún en épocas como el verano y las fuertes subidas de temperatura que le acompañan, y que hacen especialmente relevante vigilar los niveles de hidratación para preservar nuestra salud y bienestar.

Hidratación igual a salud

La recomendación es que un 75-80% del líquido que bebemos cada día provenga de las bebidas y un 20-25% de los alimentos.

Todas las bebidas no alcohólicas con más de un 80% de agua (agua, refrescos, bebidas isotónicas, , té, zumos, etc) y con menos de 50 mEq/litro de sal pueden ser fuente importante de hidratación, especialmente cuando hace calor, según las conclusiones a las que se ha llegado en el I Congreso Internacional de Hidratación que publica la revista de nutrición RENC.

El agua es fundamental en nuestro organismo: transporta los nutrientes, se encarga de eliminar las sustancias de desecho, regula nuestra temperatura…por todo ello, debemos asegurarnos de que mantenemos nuestro cuerpo y el de nuestros hijos bien hidratado. ¡ Y a disfrutar del calor!

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon