Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Problemas nutricionales masculinos

01/01/2015

Algunos de los problemas más importantes asociados a la salud masculina tienen que ver con el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardíacas, la hipertensión, la impotencia y las enfermedades de la próstata.

Cáncer

El cáncer se define como un crecimiento de células incontrolado. Afecta a personas de todas las edades y puede atacar a cualquier órgano o tejido del cuerpo. Algunos cánceres responden mejor a los tratamientos y son más susceptibles a curarse que otros, que aparecen de repente y se resisten a los tratamientos.

En muchos estudios, la dieta se considera un medio para ayudar a prevenir el cáncer. Especialmente, la clave está en una dieta basada principalmente en vegetales, como frutas, verduras y cereales integrales. Los hombres deberían tomar entre cinco y nueve porciones de frutas y verduras al día, y comer cereales ricos en fibra, como el pan de trigo integral, los copos de salvado, el arroz integral y la quinoa.

Aparte de la dieta, lo más importante que debe hacer un hombre para reducir el riesgo de sufrir cáncer es dejar de fumar y de utilizar cualquier producto derivado del tabaco. La genética y los factores medioambientales (por ejemplo, la luz ultravioleta) también están relacionados con el cáncer.

Diabetes Mellitus

La diabetes se produce cuando el organismo es incapaz de metabolizar adecuadamente los azúcares. El páncreas produce insulina, que es la hormona responsable de la absorción de la glucosa (azúcares) de la sangre por parte de las células para transformarla en energía. Los diabéticos no generan suficiente insulina o su organismo no puede utilizar la que se genera. El tratamiento consiste en conseguir un peso saludable, hacer ejercicio y la prescripción de medicamentos. En ocasiones, la diabetes se cura con la dieta y la pérdida de peso.

Enfermedad cardíaca

La enfermedad cardíaca, o enfermedad arterial coronaria, es el resultado de un funcionamiento inadecuado del corazón y los vasos sanguíneos. Hay muchos tipos de enfermedades cardíacas. La arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias) y la hipertensión (presión sanguínea alta) son las dos más comunes. Los depósitos de grasa interrumpen el flujo de sangre al músculo del corazón, lo que aumenta el riesgo de infarto de miocardio (ataque al corazón).

Las enfermedades cardíacas son la primera causa de muerte entre los hombres. Lo más importante que deben hacer los hombres para evitar las enfermedades cardíacas es dejar de fumar y controlar su peso. Los dietistas recomiendan que los hombres incluyan más alimentos con proteínas sin grasas y más saludables en sus dietas—, como carne de pollo y pavo sin grasa, y solomillo. Asimismo, el pescado con grasa (por ejemplo, el salmón o la caballa) dos veces a la semana podría tener un efecto cardioprotector.

Hipertensión

Según datos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la hipertensión (presión sanguínea alta) afecta al 64 % de los hombres en edad adulta y la población de origen afroamericano tiene un riesgo más elevado. A pesar de tratarse de una enfermedad grave, la hipertensión no suele manifestar síntomas físicos.

La pérdida de peso ayuda a controlar la presión sanguínea y, en ocasiones, los hombres pueden reducir o dejar de tomar la medicación. Asimismo, a algunos hombres les afectan las dietas con sal (cloruro de sodio). La ingesta excesiva de sal puede hacer que el organismo retenga agua, lo que se deriva en un aumento de la presión sanguínea. Los alimentos procesados suelen tener demasiada sal.

Impotencia

La impotencia, también conocida como disfunción eréctil, se produce cuando un hombre no puede mantener una erección para conseguir un orgasmo en el curso de una relación sexual. Según el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos entre 15 y 30 millones de americanos sufre disfunción eréctil. Hay muchas cosas que impiden una erección normal, ya sean factores psicológicos, problemas neurológicos, una presión sanguínea anormal y los medicamentos. Hay determinados problemas de salud, como la diabetes y las enfermedades cardíacas, que hacen que los hombres también sufran de impotencia. El tratamiento puede consistir en psicoterapia, medicación y cirugía.

Problemas de la próstata

La próstata es una pequeña glándula que suministra el fluido que transporta el semen. Entre las señales de que hay problemas en la próstata se encuentran una micción vacilante, goteo y flujo de orina débil, e incontinencia (incapacidad de controlar la vejiga). La nutrición puede desempeñar un papel importante en la salud de la próstata. Además de comer una dieta variada basada en la moderación, los investigadores han descubierto los beneficios del licopeno, un fitoquímico (química vegetal) que da el color rojo a las plantas. Entre los alimentos que contienen licopeno se incluyen alimentos procesados derivados del tomate, sandía y pomelos rosas o rojos.

Dieta y prevención de enfermedades

La nutrición afecta a la salud. Una buena dieta influye en el bienestar y la prevención de enfermedades en hombres saludables y una nutrición sana también ayuda a controlar las enfermedades crónicas.

Aparte de comidas nutritivas, los hombres deben ir al médico de forma regular. Los exámenes físicos rutinarios (análisis de sangre para comprobar el colesterol, medición de la presión arterial y cribajes de cáncer) ayudan a identificar problemas de manera prematura, lo que puede mejorar en gran medida la evolución.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon