Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Siete alimentos que rejuvenecen

25/06/2014
© Microsoft

Sabías que el consumo habitual de algunos alimentos puede ayudar a revertir los signos de la edad? Si quieres parecer cada día, más joven no olvides incluir en tu dieta los tomates, la berza, las berenjenas, el pimiento rojo, las moras, la albahaca y las coles de Bruselas. Te contamos por qué.


Tomates. El licopeno, un antioxidante que puede combatir la acción de los radicales libres, es un componente importante del tomate, lo que explica también su capacidad de protección frente algunos tumores, entre ellos el de pulmón.

Berza o col rizada. Es una gran fuente de vitamina K, un nutriente que protege contra las enfermedades cardiovasculares y la osteoporosis. Además, contiene altos niveles de fibra, lo cual es útil para reducir las cifras de presión arterial y los niveles de colesterol.

Berenjenas. El color de su piel es un signo de su poder antioxidante, concentrado en un compuesto llamado nasunin que ayuda a prevenir la proliferación de células cancerígenas. Las investigaciones han demostrado que este compuesto ralentiza el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer porque previene la formación de radicales libres en las neurona dañadas.

Pimiento rojo. Es un gran estimulante del sistema inmunológico. Casi un 60 por ciento de su contenido es vitamina C, lo cual desencadena la producción de glóbulos blancos, unas células claves en la lucha contra los gérmenes y las bacterias. Además, la abundancia de vitamina C disminuye la profundidad de las arrugas y aumenta la producción de colágeno. Todo lo cual contribuye a que la piel luzca más joven.  

Moras. Entre sus componentes se encuentra en alta concentración un flavonoide que parece bloquear una enzima que interviene en la formación de coágulos, lo cual reduce el riesgo de sufrir un infarto cerebral o un ataque al corazón, según un estudio realizado en 2012 en la Escuela de Medicina de Harvard.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon