Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Uno de cada diez hombres en España sufre a la vez problemas de erección y próstata

25/06/2014 efe

Uno de cada diez hombres sufren al mismo tiempo problemas de erección y de próstata y la mayoría de los pacientes consideran que sus síntomas son consecuencia de la edad y se resignan a no buscar una solución.Según una encuesta realizada a 1.514 hombres, de entre 35 y 75 años, la edad media de aparición de los síntomas de disfunción eréctil es de 43 años, que dicen haber padecido el 30 por ciento de los encuestados, y de hiperplasia benigna de próstata -crecimiento benigno de la próstata- de 45 años, que sufren el 22 por ciento.El informe, presentado por la Asociación Española para la Salud Sexual y la Asociación Española de Medicina Sexual, en colaboración con Lilly, concluye que el 11 por ciento de los encuestados declara padecer síntomas urinarios y de disfunción eréctil conjuntamente y el 61 por ciento considera que son consecuencia de la edad y no buscan tratamiento.Responsables de ambas sociedades científicas han coincidido en la necesidad de abordar estos síntomas, acudiendo al médico, porque existen tratamientos para mejorar tanto los problemas de erección, como de próstata. Además, según Antonio Fernández Pro, vicepresidente de los médicos de familia, los síntomas de presentan los problemas de erección y próstata «son la alarma de otras patologías de mayor envergadura». «No se debe asumir la situación, sino ante cualquier síntoma ir al médico», ha insistido el doctor Fernández.Tres de cada diez entrevistados reconoce que disminuiría la frecuencia de sus relaciones sexuales si empezara a notar síntomas urinarios. Desde la asociación de medicina sexual, Ignacio Moncada ha destacado que la gente «asume cada vez menos que le tenga que afectar a su calidad de vida» y ha insistido en que existen «herramientas que permiten manejar a los pacientes de ambas patologías de forma global».Moncada ha explicado que los mecanismos que conducen a la presencia de la hiperplasia benigna de próstata son los mismos que conducen a la disfunción eréctil y «quizás por eso el tratamiento de las dos patologías debe abordarse conjuntamente».La encuesta también recoge que el 75 por ciento no considera que la edad sea un impedimento para su vida sexual; el 66 por ciento cree que la gente es consciente de que la actividad sexual es independiente de la edad.Sobre los síntomas, los más mencionados son las ganas de orinar muy a menudo y el goteo residual después de orinar. El estudio forma parte de una campaña de sensibilización, en la que se ha desarrollado el portal web www.respuestasparaelhombre.com.«La hiperplasia benigna de próstata es la patología de órganos genitourinarios más frecuente en el varón y la primera causa de consulta por motivos urológicos» que acude al médico de atención primaria, recuerda Fernández Pro, quien destaca que «los problemas de erección se siguen abordando con bastante pudor e incluso disimulo».

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon