Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vitamin E

01/01/2015

Resumen

La vitamina E es una vitamina liposoluble que funciona principalmente como antioxidante, lo que quiere decir que ayuda a prevenir o reducir el daño causado por los radicales libres y a prevenir el riesgo a padecer problemas de salud, como enfermedades del corazón o cáncer.

La vitamina E existe en diversas formas. La que requiere especial atención es la llamada alfa tocoferol. Esta es la forma más activa de vitamina E y se encuentra distribuida en grandes cantidades por el cuerpo; por eso, nutricionalmente, es la más importante. El alfa tocoferol se encuentra de forma natural en ciertos alimentos, pero también en suplementos y alimentos enriquecidos. No se ha podido constatar que existan otras formas de vitamina E que contribuyan a satisfacer nuestros requerimientos. Los suplementos de vitamina E pueden adquirirse en su variante sintética (etiquetada como "D, L") y natural (etiquetada como "D"). Los estudios realizados indican que las variantes sintéticas son la mitad de activas que las naturales.

Las mejores fuentes alimentarias

Las principales fuentes alimentarias de vitamina E se encuentran en los aceites vegetales (como el aceite de girasol, colza, cártamo y oliva), granos de cereal sin procesar, frutos secos y semillas. Algunas frutas y verduras, como el aguacate y la espinaca, contienen cantidades pequeñas. Además, la mayoría de las fuentes de vitamina E se consideran grasas saludables para el corazón, ¿no es estupendo? ¡Dos por uno! Algunos expertos consideran que es difícil satisfacer los niveles de cantidad diaria recomendada de vitamina E, sin sobrepasar la ingesta de grasas máxima recomendada. Como sabemos que la elección de alimentos es importante para ti, si te preocupa tu ingesta de vitamina E, puedes comprobar en nuestra biblioteca de alimentos interactiva el contenido de vitamina E de los alimentos que ingieres normalmente o, si lo prefieres, crea tu propio menú personalizado rico en vitamina E. Si tu dieta no satisface tus necesidades, un multivitamínimo con el 100 % del nivel de ingestión diaria te ayudará a suplir esta carencia.

Ingesta inadecuada y carencias

La deficiencia de vitamina E es muy poco habitual. Tanto que, de hecho, nunca se han detectado síntomas de deficiencia en personas con dietas pobres en vitamina E. La situación de deficiencia generalmente se produce en personas con síndromes de absorción inadecuada de grasas (p. ej. enfermedad de Crohn, enfermedad inflamatoria intestinal y enfermedad celíaca) o desnutrición proteico-calórica. Los signos y síntomas de estos problemas incluyen neuropatía periférica (daño nervioso en pies y manos), deterioro de la coordinación y el equilibrio, debilidad muscular y daños en la retina.

Ingesta excesiva

Una ingesta excesiva de vitamina E natural, procedente de alimentos, no parece resultar tóxica en las personas sanas. No obstante, se desconoce qué grado de seguridad aportan los suplementos de vitamina E, especialmente transcurridos varios meses o varios años. Sin embargo, se han podido observar determinados efectos negativos asociados a la ingesta de elevadas dosis de suplementos con vitamina E, tales como mayor probabilidad de hemorragia (sangrado excesivo o incontrolado) y mala coagulación sanguínea.

Deben prestar especial atención aquellas personas con deficiencias de vitamina K o que siguen tratamientos anticoagulantes: consulta con tu médico antes de ingerir suplementos de vitamina E. Se ha demostrado que ingerir vitamina E al mismo tiempo que warfarina aumenta el riesgo de sangrado anómalo, ya que una dosis elevada de vitamina E actúa como diluyente de la sangre.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon